Saltar al contenido principal
El Invitado de RFI

Adrián Doura expone en la Galeria Argentina de París

Audio 19:36
Adrián Doura en los estudios de RFI
Adrián Doura en los estudios de RFI Foto : Jordi Batallé

Se acaba de inaugurar en la Galeria Argentina de París la exposición Traverser -atravesar- del artista argentino Adrián Doura en la que nos muestra en sus paisajes su fascinación por la naturaleza y la fuerza que comunica al espectador.

Anuncios

  Adrián Doura nació en 1958 en Buenos Aires, Argentina. Vive en Francia desde 1982.

Obtuvo el Diploma en Artes Plásticas en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París, bajo la dirección de Toni Grand en 1989.

En 1994 comenzó a trabajar sobre el paisaje. Esta nueva dirección en su pintura fue motivada por su decisión de instalarse durante varios años en Marsella. Fascinado por la luz, el relieve y la singularidad de las nubes, este nuevo panorama le pareció inmediatamente familiar; nacido en Buenos Aires, recorrió desde su infancia las extensiones de la Patagonia y las costas brasileñas.

La superficie del agua y de los suelos, el horizonte y el cielo son sus motivos recurrentes. La perspectiva presente parece a veces vertiginosa. La visión se encuentra frente a diferentes profundidades de campo que materializan el vacío entre los distintos planos y volúmenes del paisaje. No hay índices que permitan evaluar la escala con precisión. Los eventos naturales ocurren y se vinculan a distintas velocidades: una nube pasa arrastrando su sombra, una brisa que eriza la superficie del agua. La tarea de revelar lo absoluto de la existencia que aparece en flujo incesante.

El tiempo detenido por el ícono, ese espejo de lo real como recorte encapsulado extraído del entorno, manifiesta un momento preciso del espacio además de inducir su propia transformación. Un devenir del "aquí y ahora" que transcribe el sentimiento íntimo del sentirse en vida y viviendo.

Los formatos monumentales restituyen el travelling cinematógrafo, donde la mirada puede desplazarse sin abarcar la superficie total de la pintura. La presencia panorámica se despliega frente al espectador transportándolo entonces dentro de su propia proyección espacial.

En la acción de pintar, la transformación del cuadro actualiza la transformación del paisaje. Viaje mental que restituye un deambular a través del mundo. Una forma de existir como parte de un todo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.