Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

El grafitero Okuda pinta una Gioconda pop en París

Audio 04:39
Cortesía By Night Gallery

El grafitero de origen español realizó también un mural de colores vivos en la fachada de un castillo francés abandonado del siglo XIX. Descubra sus obras en videos.

Anuncios

El artista callejero español Okuda San Miguel realizó tres murales en la región de París. El que más ha dado de qué hablar es un mural de 50 metros de alto y 15 de largo, inspirado en la Gioconda de Leonardo da Vinci, pero en versión modernizada y que lleva una bolsa con el diseño de una célebre marca francesa.

El grafitero español pintó esa obra monumental en un edificio del distrito XIII de París, una zona del sur de la capital francesa, que se caracteriza por el vigor del arte callejero, también llamado 'street art'.

Cortesía By Night Gallery

Okuda San Miguel, famoso por sus figuras compuestas de figuras geométricas de colores muy vivos ha realizado proyectos en el mundo entero, desde la india hasta México.

El artista español realizó también un mural efímero en el centro de París para las jornadas de promoción de la candidatura de la capital francesa para las olimpiadas de 2024, y adornó la fachada de un castillo francés en Pressigny-les-Pins, al sur de la capital francesa, donde RFI lo acompañó.

Cortesía By Night Gallery

En la fachada blanca de ese castillo del siglo XIX, Okuda pintó una calavera multicolor al estilo de la fiesta mexicana de los muertos. La estética pop se mezcla con el estilo clásico del edificio mucho tiempo abandonado.

Esa original obra del Okuda, se suma a otras dos en edificios antiguos: una capilla española fue totalmente pintada en su interior y una iglesia en Marruecos recobró vida con los colores y formas surrealistas del artista madrileño.

“La parte más importante de mi trabajo es intentar dar vida a espacios degradados o abandonados, y sobre todo jugar con la arquitectura como estoy haciendo aquí utilizando las ventanas como ojos de las calaveras incluso los ornamentos de la fachada como partes de la mandíbula de la calavera”, contó a RFI mientras dibujada círculos de colores con spray de grafiti.

En cuanto a sus inspiraciones estéticas, Okuda cita “el surrealismo de Dalí de Magritte, el pop art, y sobre todo las culturas ancestrales de México, de India, de África y de Perú.”

El artista reconoce que las instituciones en Francia valora particularmente el arte callejero, y sobre todo el distrito 13 de París. “La ciudad cuenta con más de 30 murales de gran formato. Kiev, São Paulo, Nueva York también tienen muchos murales”.

Puritanismo estadounidense

Aunque el público reacciona con entusiasmo a su trabajo –“yo intento transmitir mucho positivismo por los colores, y normalmente las reacciones son muy positivas”-, cuenta, Okuda se ha enfrentado a un intento de censura donde menos se lo esperaba: en Nueva York.

“En el Bronx de Nueva York, pintamos un personaje con la típica camiseta que se ponen los manifestantes en la cabeza, pero pintamos un cielo a dentro de esto, y pintamos una mujer, pero casi nos obligaron a tapar los pechos porque el dueño del edificio era un pastor de una iglesia evangelista”, recuerda Okuda San Miguel.

Elchino Po

El mural en el castillo de La Valette en Pressigny-les-Pins al sur de París fue realizado en el marco de un proyecto de desarrollo cultural para dar una nueva vida al edificio.

Entrevista video con Okuda:

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.