Saltar al contenido principal
Poesía

A los 103 años fallece el "antipoeta" chileno Nicanor Parra, Premio Cervantes 2011

El poeta chileno Nicanor Parra.
El poeta chileno Nicanor Parra. Universidad de Chile

El chileno Nicanor Parra falleció a los 103 años, según lo anunció el ministro de Cultura de Chile. El artista era llamado "antipoeta" por su uso de un tono mundano y sencillo para hablar de temas cotidianos.

Anuncios

Por nuestra corresponsal en Chile, Yasna Mussa.

 

En 2011 fue galardonado con Premio Cervantes, considerado el Nobel de las letras hispanas.

Parra fue el tercer literato chileno que ganó el Premio Cervantes después que en 1999 fuera para el ensayista Jorge Edwards (1999) y en 2003 para el poeta Gonzalo Rojas, quien falleció recientemente.

Nicanor Segundo Parra Sandoval nació en San Fabián de Alico, en el sur de Chile, el 5 de septiembre de 1914, en una familia de músicos y artistas. El mayor de 8 hermanos, entre ellos la mítica cantante Violeta Parra, inició su camino en la física y las matemáticas aunque su gran trayectoria la hizo en la poesía. O más bien, la antipoesía, de la que se considera su creador y más grande exponente.

Con esos versos rupturistas que se oponían a lo imperante en el Chile de mediados del siglo XX, Parra se transformó en un autor de vanguardia. El físico creó una nueva forma de hacer poesía utilizando un lenguaje directo y coloquial que recibió elogios de connotados escritores y críticos como Harold Bloom o Roberto Bolaño.

Fue su libro Poemas y antipoemas, publicado en 1954, el que revolucionó la poesía hispanoamericana. Luego vendrían La cuesta larga (1958), Versos de Salón (1962), La camisa de fuerza (1968), Obra gruesa (1969), Antipoemas (1972), Artefactos (1972) y Hojas de Parra (1983), entre otros.

Su humor e irreverencia acompañaron también exposiciones como Artefactos Visuales, objetos que jugaban con el lenguaje, con la iconografía religiosa y popular. Además, Parra tradujo, entre otros, a Shakespeare con su versión del Rey Lear, bajo el título de Lear Rey & Mendigo, siendo destacada por como una de las mejores adaptaciones en español e incluso llegó al teatro de la mano de una gran compañía nacional.

Los últimos 20 años los pasó retirado en su casa de Las Cruces, una localidad costera en la zona Centro de Chile. Allí recibía a escritores, políticos, autoridades, estudiantes y seguidores de su obra. Con una mente ágil y lúcida, el mayor del clan Parra seguía deslumbrando a su entorno con su ironía característica y sus respuestas inesperadas.

En 2010, durante su primer período en la presidencia, Sebastián Piñera cometió el error de darlo por muerto. El poeta, en vez de indignarse, aprovechó su cuenta de Twitter para ironizar con la situación. “Antipoeta Muerto por el Presidente en abril. Resucitado por una taza de té con limón. Ahora: Vivito y coleando”, escribió Parra en su perfil.

Un año después, Nicanor se convirtió en el tercer chileno en recibir el Premio Cervantes, considerado el mayor galardón de las letras hispanas, coronando así una trayectoria llena de elogios, que incluso lo llevaron a ser mencionado como candidato al Nobel de Literatura. Además, Parra recibió el Premio Nacional de Literatura (1969), el Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo (1991), la medalla Gabriela Mistral (1997) y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2001).
 

Su muerte, a los 103 años, fue confirmada esta mañana por el ministro de Cultura, Ernesto Ottone. Junto al pesar nacional, la propia presidenta Michelle Bachelet destacó el legado del antipoeta en su cuenta de Twitter: Chile pierde a uno de los más grandes autores de la historia de nuestra literatura y una voz singular en la cultura occidental. ¡Estoy conmovida por el fallecimiento de Nicanor Parra! Mi más profundo pésame a su familia.

 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.