Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

Visita a la casa natal de Debussy

Audio 05:11
Un busto de Debussy recibie a los visitantes de su casa natal.
Un busto de Debussy recibie a los visitantes de su casa natal. © RFI/María Carolina Piña

Francia celebra este año el centenario de la muerte de uno de sus compositores más conocidos e interpretados: Claude Debussy. Para conmemorarlo, la ciudad de Saint-Germain-en-Laye acaba de reabrir la casa natal del compositor, convertida ahora en un museo a su memoria.

Anuncios

Claude Debussy escribió algunas de las páginas más gloriosas de la música académica francesa. La mar, Preludio a la siesta de un fauno, Peleas y Melisande son hoy partituras fundamentales en la historia de la música. Claude Debussy fue además un prodigioso pianista, instrumento a través del cual erigió un original repertorio con el buscó acercarse a una música pura, y muchas veces naturalista.

Algunos lo comparan a lo que sucedió en la pintura con el impresionismo. Si Debussy fue o no un compositor impresionista eso se lo dejamos a los entendidos. En todo caso, el compositor es objeto en 2018 de una conmemoración nacional en Francia por los 100 años de su muerte.

Una escultura dedicada a la obra musical de Debussy.
Una escultura dedicada a la obra musical de Debussy. © RFI/María Carolina Piña

En ese marco, en la ciudad de Saint-Germain-en-Laye, a unos pocos kilómetros de París, puede visitarse la casa natal del compositor, ubicada en el número 38 de la Calle del pan.

“Este museo devuelve a Claude Debussy toda la importancia que tiene. Antes aquí funcionaba la Oficina de Turismo de la ciudad. La remodelación que hicimos permitió dedicar todo el espacio a la vida y obra del compositor. En el marco del centenario de su muerte, reflexionamos sobre los puntos más importantes de su carrera que fueron su hija, Chou-chou, quien fue el amor de su vida, la importancia de la naturaleza que encontramos en toda su música, y también su apertura a otras culturas, sobre todo, las influencias asiáticas, en sus composiciones”, explicó a RFI el responsable del lugar, Remy Copin.

La casa de Debussy conserva en su planta baja una serie de fotografías del compositor, desde su nacimiento en Saint-Germain-en-Laye, pasando por su juventud, sus estudios en el Conservatorio Nacional de Música de París, y sus amistades con otros compositores célebres como Igor Stravinski.

Una escalera conduce al primer piso de esta antigua casa, donde se expone una serie de objetos que le pertenecieron al compositor o que están asociados a su obra. En una vitrina, algunos juguetes de su hija, Chou-chou, quien murió cuando tenía apenas 14 años, y quien fue una fuente de inspiración para Debussy.

La visita a la casa de Debussy se termina en una sala de conciertos que acapara todo el segundo piso. En el medio, un piano de cola, protagonista de una rica programación musical durante todo el año.

La casa natal de Claude Debussy puede visitarse de martes a domingo gracias a un puñado de apasionados que lucharon durante décadas para salvar este edificio.

El auditorio de la casa natal de Debussy.
El auditorio de la casa natal de Debussy. © RFI/María Carolina Piña

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.