Saltar al contenido principal
La fonoteca de RFI

Agosto de 1944: La banda sonora de la Liberación de París

Audio 27:00
Ejemplar de un periódico francés tras la Liberación de París por la Resistencia y los aliados de la Francia Libre.
Ejemplar de un periódico francés tras la Liberación de París por la Resistencia y los aliados de la Francia Libre. DR

Esta semana la ciudad de París conmemora el septuagésimo cuarto aniversario del fin de la ocupación nazi, la llamada 'Liberación'. Y para recordar aquel momento histórico para la capital francesa, dedicamos nuestra Fonoteca a los hits del año 1944.

Anuncios

Esta semana la ciudad de París conmemora el septuagésimo cuarto aniversario del fin de la ocupación nazi en 1944, la llamada 'Liberación'. Y para recordar aquel momento histórico para la capital francesa vamos a abrir el baúl de los recuerdos musicales.

Volvamos al mes de agosto del año 1944. La bandera nazi ondeaba en los edificios oficiales y los restaurantes estaban llenos de soldados alemanes. Desde hace 4 años, la capital francesa vivía a la hora alemana. Pese a la dura represión contra los resistentes y los judíos -con la complicidad de la policía francesa-, pese a los apagones y el racionamiento, París seguía siendo una fiesta.

Al atardecer, los restaurantes, los cabarets y los cines se llenaban de civiles y militares que se olvidaban de la guerra durante unas horas, escuchando boleros por ejemplo también, como esta canción llama Perfidia del compositor mexicano Alberto Domínguez.

En el París ocupado por los Nazis, la frecuencia Radio París difundía tanto propaganda antijudía en emisiones, como canciones populares de Fernandel en las emisiones musicales. Por su lado, Edith Piaf o Charles Trenet llenaban salas de conciertos con canciones que aun hoy son famosas y reinterpretadas:

Compuesta en 1943 por Charles Trenet, Dulce Francia es una canción nostálgica. Su autor al dedicó a los franceses que combatían en el extranjero, y a los que fueron enviados a Alemania para trabajar a la fuerza.

En este contexto de ocupación, los cantantes franceses que continúan su actividad en las salas de conciertos llenos de nazis son acusados de ser colaboradores. Fue el caso del Maurice Chevalier, estrella de la canción francesa de la época y designado por la resistencia francesa como colaborador de los alemanes. Chevalier siempre negó esta ocupación y compuso canciones que sutilmente aludían a la Francia libre de los nazis.

A mediados de agosto sin embargo, las tropas norteamericanas aliadas de los franceses en el exilio avanzaban inexorablemente hacia París. El ejército alemán retrocede. Y Hitler ordena a las tropas presentes en París resistir hasta el último hombre. Los nazis planeaban volar una serie de puentes para frenar el avance de los aliados.

Alentados por el avance de las tropas aliadas, los obreros se declaran en huelga general el 19 de agosto, seguidos por policías y otros funcionarios. Una oportunidad que la Resistencia aprovechó para iniciar una ofensiva de reconquista de París barrio por barrio. El canto de los partisanos era entonces el himno de la Resistencia anti nazi.

Los primeros soldados aliados en entrar en la capital francesa para liberarla fueron españoles republicanos y anarquistas, integrantes de la famosa división 9, seguidos por la 2a división del General Leclerc aliado de Charles de Gaulle.

Finalmente, la capitulación de los nazis se firmó el 25 de agosto. Una multitud de gente celebró con gran fervor la liberación en la venida de los Campos Elíseos. Paris se llena de soldados estadounidenses aclamados por los franceses. Y abundan las historias de amor entre los GIs con mujeres parisinas.

Le Rythme Américain, el ritmo americano es una de estas canciones sobre de la época de la Liberación de Francia que narra un encuentro amoroso entre una estadounidense y un francés, símbolo de fascinación de los franceses hacia Estados Unidos.

El desembarco norteamericano en Europa y el fin de la guerra marcan el inicio del consumismo. Los franceses quedan fascinados por los chicles y la Coca Cola, productos que hasta entonces no se encontraban en las tiendas. La música estadounidense también llega a Francia en forma masiva y canciones como 'Rhum and Coca Cola', interpretada por el trio Andrew Sisters resonaron en las radios francesas durante los meses que siguieron la liberación.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.