Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

Un paseo de color en Metz

Audio 04:44
"Environnement Chromatique" de Carlos Cruz Diez en Metz.
"Environnement Chromatique" de Carlos Cruz Diez en Metz. © Adagp

“Environnement chromatique” es la obra del conocido artista plástico venezolano Carlos Cruz-Diez que adornará durante un año las calles de la ciudad de Metz.

Anuncios

A sus 95 años recién cumplidos, Carlos Cruz-Diez sigue obsesionado por el color y la luz, elementos que lo han inspirado durante más de 50 años de trayectoria artística.

Su última creación en Francia se encuentra en el este de Francia y fue un encargo del reconocido Centro Pompidou de Metz, dedicado al arte moderno. “Environnement chromatique” (Ambientación cromática) se despliega en la explanada de los Derechos Humanos, al aire libre, sobre 500 metros cuadrados.

La pieza consiste en una serie de bandas de amarillas, moradas y verdes sobre las cuales Cruz-Diez agregó el color negro. El resultado es lo que él llama un "evento cromático" que transforma nuestra percepción del color y que genera otros tonos, como azules y rosas.

“Es una obra que implica virtual y ópticamente al espectador. La gente, en su deambular, descubre colores que no están en el soporte. Es una pieza más de mis investigaciones sobre el color, no como algo estático, sino como una situación que cambia continuamente, como un espectáculo que se genera en el espacio y en el tiempo”, explicó a RFI el maestro Carlos Cruz-Diez.

Color que se hace y deshace en los espacios del Centro Pompidou-Metz en el marco de un circuito de exploración del color en el que también participa el desaparecido Jesús Soto, también venezolano y precursor del arte cinético.

“En Francia recibir a Cruz-Diez es todo un acontecimiento. Además de su reflexión sobre el color, él nos explica que en nuestra vida cotidiana estamos inmersos en una rutina y nos invita con su obra a cambiar esa rutina para tener otra percepción del espacio y hacer un salto a nuestra propia infancia. Esta obra es una especie de rayuela gigante y los niños son sumamente sensibles a la obra de Cruz-Diez: corren y saltan de color en color. Por eso quisimos invitar a los niños a participar en un taller en el que pueden fabricar una cometa para después venir a jugar sobre esta obra. Es maravilloso poder correr sobre una obra de art”, aseveró Agathe Bataille, encargada de comunicación del Centro Pompidou-Metz.

Hace 30 años que el reconocido artista cinético no había realizado una obra de estas dimensiones en Francia, donde reside desde los años 50. “Environnement chromatique” estará frente a las instalaciones del museo por espacio de un año.

VEA NUESTRO REPORTAJE AUDIOVISUAL

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.