Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

La foto aérea, una invención francesa

Audio 4:21
"Hollywood and Sunset Looking East", Los-Angeles, 2016.
"Hollywood and Sunset Looking East", Los-Angeles, 2016. © Michael-Light

El francés Félix Nadar (1820 - 1910) nunca se imaginó el amplio abanico de posibilidades que tendría su invención. Hoy la foto aérea es una herramienta de trabajo en muchos sectores, así como en el arte. Su historia y desarrollo fue objeto de uno de los debates ciudadanos en el marco de la “Noche de las ideas”.

ANUNCIOS

El desarrollo de la fotografía aérea ha contribuido a cambiar la percepción de nuestro mundo. Adoptar una perspectiva desde lo alto permitió una lectura inédita y un nuevo análisis de ciudades, zonas rurales y espacios naturales. La foto aérea y sus aplicaciones actuales fue el tema de "Aerocity" en el CAUE92 de la ciudad de Nanterre, una de las 200 conversaciones abiertas en Francia en el marco de la cuarta "Noche de la Ideas", manifestación que busca fomentar el intercambio de ideas y conocimientos con el público.

“Cada día estamos descubriendo nuevas aplicaciones. La foto aérea puede usarse como medio de comunicación, para presentar el resultado de obras urbanísticas. También es muy útil para el estudio y la investigación. Puede emplearse en hábitats naturales, para el conteo de especies animales o vegetales. La foto aérea permite intervenciones muy precisas en la agricultura, por ejemplo: a través de las imágenes se puede estudiar la vitalidad de las plantas y decidir la cantidad de fertilizante. Son muchas las posibilidades”, explicó a RFI el fotógrafo Jean-Luc Kaiser, un especialista de la foto aérea.

Kaiser explicó que el hombre utiliza desde hace 160 años la foto aérea. La primera se hizo en 1858 en Petit-Bicetre, al sur de París, incluso antes de que se construyera el avión.

Nadar en el globo de Honoré Daumier.
Nadar en el globo de Honoré Daumier. © Bibliothèque nationale de France

“El primero en hacer una foto aérea fue Gaspard-Félix Tournachon, conocido como Nadar, quien se montó en un globo con una cámara. Luego, otros muchos probaron técnicas diferentes. Los aviones no existían así que lo primero fue colocar pequeñas cámaras en el vientre de palomas mensajeras, en cometas. Cuando los aviones comenzaron a ser estables, se impusieron como el vector idóneo para la foto aérea. Ahora bien, lo que catapultó a la foto aérea fue su utilización en las dos guerras mundiales. De hecho, se desarrolló mucho durante la primera y fue reconocida como una de las herramientas clave que permitió la victoria de los aliados, ya que se utilizaba para captar las posiciones de forma fiable y rápida”, agregó el fotógrafo.

Hoy en día se usan drones para realizar tomas aéreas de gran precisión, lo que ha ampliado las posibilidades. Fotógrafos como Yann Arthus-Bertrand se han famosos y recorrido el mundo gracias a fotos desde el cielo de nuestro planeta.

“La imagen aérea es un soporte para los artistas. De hecho, aquí tenemos varios ejemplos de cómo puede ser manipulada, deformada, re trabajada para dar paso a una nueva percepción de la ciudad, del campo, de la preservación del medio ambiente, y favorecer así una nueva reflexión sobre estos temas. Creo que el arte es el lugar idóneo para permitir este debate entre fotógrafos, arquitectos, técnicos, investigadores y el público”, explicó Roseau.

La Noche de las Ideas” tuvo lugar el jueves en toda Francia así como en 90 países.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.