Saltar al contenido principal
Francia/Italia

Macron y Mattarella honran a Leonardo da Vinci

Sergio Mattarella y Emmanuel Macron frente a la tumba de Leonardo da Vinci.
Sergio Mattarella y Emmanuel Macron frente a la tumba de Leonardo da Vinci. © Reuters

Los presidentes de Francia e Italia visitaron este jueves la tumba donde presuntamente se encuentran los restos del insigne artista del Renacimiento, en el marco del 500º aniversario de su muerte en suelo francés.

Anuncios

Fue una ceremonia sobria que permitió un paréntesis tras meses de tensiones entre París y el gobierno populista de Roma.

Emmanuel Macron y su par italiano Sergio Mattarella se dieron cita a las 11:30am en el Castillo de Amboise para visitar la tumba donde se cree reposan los restos de Leonardo da Vinci.

Un importante dispositivo de seguridad fue desplegado para esta visita de Estado, que supuso el cierre total de la ciudad, con gran afluencia turística en esta época.

Macron y Mattarella subrayaron la fuerza de los lazos bilaterales, más allá de las querellas entre los gobiernos de ambos países.

“La amistad entre Italia y Francia, reafirmada hoy por el presidente Macron y yo, es la prueba de ello”, dijo Mattarella durante su visita a Amboise.

A finales de 2018, la sub-secretaria de estado italiana Lucia Borgonzoni anunció el deseo de Italia de renegociar el préstamo de obras al Louvre en el marco del 500º aniversario de la muerte de da Vinci, señalando que “Francia no puede quedarse con todo”. Borgonzoni se refería al acuerdo firmado entre Francia y el pasado gobierno italiano por el cual Italia se comprometía a prestar un cierto número de obras para que fueran expuestas en una gran exposición en el Louvre que abrirá en octubre próximo.

Aún no se sabe si el “Hombre de Vitruvio” atravesará los Alpes para la muestra que prepara el museo parisino, pero el jueves Macron y Mattarella dieron una imagen de renovada armonía, al menos en lo que concierne a da Vinci.

El 2 de mayo de 1519, el pintor y sabio nacido en 1452 en Florencia, falleció en el castillo de Clos-Lucé de Amboise, en el centro de Francia, luego de vivir tres años bajo el protectorado del rey francés Francisco I.

Leonardo, quien era entonces uno de los artistas más importantes del Renacimiento, vivía en Amboise desde el otoño de 1516, cuando Francisco I le hizo una invitación a instalarse en una cómoda residencia al lado del Castillo real, llamada en aquel entonces la Casa Cloux, hoy conocida como Clos-Lucé.

Allí Leonardo, quien ya no pintaba, se dedicó a continuar sus investigaciones científicas y a varios proyectos artísticos para Francisco I. Se cree también que participó en el diseño de otro castillo muy famoso del Valle del Loira, el castillo de Chambord.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.