Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

Recordando a Jean Vilar

Audio 14:31
Jean Vilar (1947 - 1971) en el Palacio de los Papas de Aviñón.
Jean Vilar (1947 - 1971) en el Palacio de los Papas de Aviñón. DR

La impronta del fundador Festival de teatro de Aviñón sigue presente casi cinco décadas después de su muerte. RFI visitó la Casa de Jean Vilar, en el corazón de la ciudad, un centro dedicado a la conservación de sus estudios y a la investigación teatral.

ANUNCIOS

Jean Vilar murió en 1971 dejando una marca muy profunda en la sociedad francesa. Actor, dramaturgo y director, Vilar inventó también el concepto de “teatro popular”, que se concretizó en la fundación del TNP (Teatro Nacional Popular) alojado primeramente en París y ahora en Villeurbanne, en los suburbios de Lyon. El objetivo de esta institución todavía hoy es producir espectáculos de calidad accesibles a la mayoría de la población.

El pensamiento de Vilar dio origen asimismo a las políticas de descentralización que impulsaron los gobiernos posteriores. Hoy en día, sus obras y escritos se resguardan en la Casa Jean Vilar que funciona en Aviñón. Desde 1979 es un centro de estudio y de conservación, así como un lugar de exposiciones ligadas al mundo del teatro.

“Cuando Vilar falleció, sus amigos y colaboradores quisieron resguardar los archivos del festival, y sus escritos sobre el teatro popular. Se creó entonces la asociación Jean Vilar, y luego la ciudad de Aviñón donó esta casa. No es el casa donde vivió Jean Vilar, aquí no está su habitación ni sus muebles. Pero se encuentra entre la plaza del reloj, que es el corazón de la ciudad, y el Palacio de los Papas, que es el lugar más emblemático del festival de teatro”, dijo a FI la actual directora de la Casa de Jean Vilar, Nathalie Cabrera.

En el marco de la 73ª edición del Festival de Aviñón, la Casa Jean Vilar presenta dos exposiciones temporales, “Trouble fête” de la directora escénica Macha Makeïeff, y “Firma Jacno”, dedicado al diseñador e ilustrador quien creó entre otros el logotipo del festival conformado por tres llaves.

Un festival también para los niños

Este año en Aviñón se presentaron dos espectáculos para niños, en el Festival de teatro. Por un lado, el conocido actor y director de escena Michel

"Blanca Nieves, historia de un príncipe", de Michel Raskine.
"Blanca Nieves, historia de un príncipe", de Michel Raskine. © Christophe Raynaud de Lage

Raskine, hizo una variación sobre el cuento de Blanca Nieves. Muy diferente de la versión de Disney, sino más cercana al universo de Tim Burton, esta "Blanca Nieves, historia de un príncipe" sucede muchos años después de consumado el matrimonio, entre Blanca Nieves y su príncipe perezoso y viejo. El bosque ya no tiene encanto, los lagos se secaron y los enanos no son siete, sino 101.

Otro cuento, mucho más optimista e infantil, "El amor vencedor" es una historia musical de dos jóvenes cuyo amor sobrevive a la guerra. La pieza fue escrita especialmente para Aviñón por el director del festival de teatro, Olivier Py, quien luego de seis años a la cabeza del festival, se entregó a la escritura de esta pieza infantil.

Un niño que no quería se bailarín

Entre los estrenos de cine, “Yuly” la conmovedora historia de uno de los bailarines más afamados del mundo, el cubano Carlos Acosta. La película narra sus inicios en el ballet en el calor de La Habana y oblogado por su padre, el descubrimiento de su increíble talento y su trayectoria hasta convertirse no sólo en  bailarín estrella del Royal Ballet de Londres, sino en el primer artista mulato a quien se le confiaron roles principales, en un mundo dominado hasta ese entonces por bailarines blancos. La cinta interpretada por el bailarín cubano Keivin Martínez y dirigida por la española Icíar Bollaín.

También se estrena por estos días en la salas obscuras, la francesa "Ombres et Lumières". Una película con toques oníricos de Olivier Nolin, que cuenta cuatro historias de amor donde se exploran los lados oscuros y luminosos del alma humana.

La Luna en todas sus facetas en el Grand Palais

El museo parisino celebra los 50 años de la llegada del hombre a la Luna con una vasta exposición sobre el astro de la Tierra. Una muestra que reúne objetos científicos y obras de arte inspiradas en la Luna.

“Es una exposición en la que exploramos tanto el viaje real a la Luna, las imágenes, fotografías y hallazgos científicos, como los viajes imaginarios. Desde tiempos inmemoriales, el hombre ha soñado y explorado la Luna y los artistas se han inspirado de ella. Esta exposición es un viaje artístico por las diferentes facetas de la relación que el hombre siempre ha tenido con el satélite natural de la Tierra”, explicó a RFI la curadora de la muestra Alexia Fabre.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.