Saltar al contenido principal
Escala en París

Yalitza Aparicio: "Ser actriz me satisface y está dando oportunidades a muchas personas”

Audio 13:00
Yalitza Aparicio, actriz de la película 'Roma' de Alfonso Cuarón, hizo Escala en París.
Yalitza Aparicio, actriz de la película 'Roma' de Alfonso Cuarón, hizo Escala en París. RFI Videos

Con tan solo 25 años fue nominada en la última edición de los Oscar a mejor actriz por su interpretación de Cleo en la película 'Roma', de Alfonso Cuarón. Era su primer papel en el cine y por él ha recibido innumerables premios. Yalitza Aparicio es sin duda la actriz mexicana del momento. Ha aprovechado su proyección internacional para luchar por los derechos de las empleadas del hogar mexicanas y acaba de ser nombrada Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO en defensa de las lenguas y las culturas indígenas.  

Anuncios

Yalitza Aparicio nunca imaginó el paso que estaba dando cuando se presentó en su ciudad natal de Tlaxioco (Oaxaca) al casting para interpretar a Cleo, en la película ‘Roma’, de Alfonso Cuarón. Ni siquiera iba a cruzar la puerta, solo estaba acompañando a su hermana. Pero finalmente, fue pasando prueba tras prueba hasta ser la elegida para dar vida en la película a Liborio, la empleada del hogar que tuvo la familia de Cuarón cuando era niño y cuya historia retrata en la multi premiada película.

“Hacer la película fue todo un reto para mí”, nos explica Yalitza Aparicio en la brasserie le Grand Colbert, una de las más bonitas de París y donde se han rodado películas como ‘Elle’ protagonizada por Isabel Huppert.  La actriz recuerda su primer día de grabación. “Era una escena muy sencilla para cualquier actor. Lo único que tenía que hacer era estar lavando el piso, pero para mí fue muy complicado que mis pies dejaran de temblar. Todo el rato estaba pensando por favor que la cámara no capte que mis pies están temblando”, nos confiesa.

Cuarón no le dio el guion. Cada día descubría la escena que iba a rodar. Reconoce que eso le quitó mucha presión porque nunca antes se había interesado por el cine, ni tampoco conocía al director mexicano. Ni siquiera le avisaba con antelación cuando tenía que grabar alguna escena en mixteco, lengua que hablan en su familia pero que no le enseñaron. Esta circunstancia hizo que la contención de Yalitza, alias Cleo, explotara en dos escenas de la película. Una en el mar, cuando sin saber nadar tiene que salvar a los niños de las olas y otra en el hospital, el día en que Cleo da luz a un bebé muerto.

"No podía controlar mi llanto"

“El set ese día era increíble, parecía un hospital de verdad. Empieza el rodaje. Cuando dan la noticia (de que el bebé nace muerto) me vienen todos los recuerdos, todo por lo que ha pasado el personaje… por lo que ha pasado Cleo con su pareja. No le quito la mirada de lo que le están haciendo al bebé (para reanimarlo). Me olvidé de la realidad y sentí realmente que era Cleo. Tengo hasta los recuerdos de ese momento en blanco y negro”, explica Yalitza Aparicio. Cuando Cuarón dice “corten”, Aparicio le dijo: “Yo no tenía ni idea de que esto iba a pasar”. Cuarón se disculpó con ella. “Lo siento, me dijo, y me abrazó pero yo no podía controlar mi llanto”, nos desvela la actriz.

Esta maestra de escuela lleva más de un año tomando aviones, desfilando por alfombras rojas, dando conferencias y entrevistas por doquier y posando para múltiples campañas. Esta es su primera visita a París donde ha sido la invitada especial del festival de cine mexicano que se celebra en Francia Viva México. Un viaje en el que también ha sido nombrada por la UNESCO, embajadora de buena voluntad para defender las lenguas y las culturas indígenas.

Miedo a la discriminación

Se ha convertido en todo un ejemplo para los indígenas de México. Lejos de pesarle, Yalitza Aparicio asegura que está viviendo esa responsabilidad de “forma ligera”. “No intento dar un discurso que no va conmigo. Trato de pensar cómo apoyarlos de una forma que no sea efímera. No pensaba que iba a tener ese impacto y ahorita me doy cuenta de que ha sido bueno. Hay gente que me dice que también ha sido discriminado o que le negaron el derecho a aprender su lengua”, explica Aparicio a quien sus padres no le enseñaron el mixteco ni el triqui (lenguas inígenas que se hablan en Oaxaca) por miedo a que fuera discriminada.

El siguiente reto de Yalitza Aparicio será intentar trabajar en papeles diferentes a los de indígena y empleada del hogar.  “Es uno de los siguientes pasos con los que ya estamos trabajando con el equipo. Una agencia me dijo que no cambie nada, para mí eso ya es un avance. Otra, que buscara papeles en los que no me encasillen”.

Para esta joven oaxaqueña, el cine era “un mundo que siempre había hecho a un lado”. “Yo decía que no podía aspirar a eso, jamás había visto (en el cine) a alguien como yo, así que me decía que tenía que quitármelo de la cabeza”, reflexiona. Pero eso era antes de que ‘Roma’ y Alfonso Cuarón aparecieran en su camino. “Ahorita, el poder ser actriz me satisface y me deja tranquila. Al mismo tiempo está dando oportunidades a otras personas”, concluye.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.