Saltar al contenido principal
Crónica Cultural

Degas, el pintor de las bailarinas

Audio 01:29
"Degas en la ópera" estará abierta hasta el 19 de enero en el Museo de Orsay.
"Degas en la ópera" estará abierta hasta el 19 de enero en el Museo de Orsay. DR

El Museo de Orsay, en París presenta una vasta exposición que pone de relieve la obra del pintor francés consagrada al universo de la música y de la danza.

Anuncios

El lujoso teatro de la Ópera de París, su escenario, los bastidores, sus músicos y sobre todo, sus bailarinas. Esa fue a pasión y punto central de la obra de Edgar Degas. La ópera fue para él un laboratorio de motivos y de técnicas, un microcosmos de infinitas posibilidades. Es lo que explora una nueva exposición en el Museo de Orsay, institución que ha reunido cuadros de sus colecciones, así como obras venidas de fondos privados.

 

“Degas hizo de la Opera de París el núcleo de su trabajo. No hay otro ejemplo en la historia de la pintura francesa. Él amaba este lugar. Pero al mismo tiempo, era una necesidad para desarrollar su pintura. En la ópera pudo explorar distintos puntos de vista, la luz, el baile, la gente, el mundo del espectáculo, en definitiva el movimiento y de la corporalidad”, explicó Henry Loyrette, curador de la exposición.

El especialista aseguró a RFI que fue gracias al retrato de un fagotista de la ópera que Degas pintó su primer cuadro sobre el ballet, en la fosa de la orquesta, donde los músicos tocan en la oscuridad.

“La bailarina no se resume al espectáculo sobre el escenario, las luces, el vestuario. Degas quiso pintar todas las facetas: los bastidores, las bailarinas que descansan después de un curso, los ejercicios de ballet, todo lo que gira en torno al ballet y al hecho de ser bailarina” agregó Loyrette.

Con el ballet, Degas experimentó distintas técnicas, en especial, el pastel, con el que logró escenas etéreas y llenas de color.

“El pastel fue la técnica preferida de Degas para pintar sus bailarinas. Porque el polvo de pastel es luminoso y al mismo tiempo evanescente. Para Degas era como atrapar con los colores la gracia del ballet, la luz y la magia efímera del espectáculo”, aseveró Leila Jarbouai, conservadora del Museo de Orsay.

“En realidad, Degas inventó una nueva forma de emplear el pastel, superponiendo capas de color. Esto le dio profundidad  a sus composiciones y reveló la sensualidad del pastel, lo que nadie había explorado antes que él”, concluyó Jarbouai.

La exposición presenta la famosa escultura de la “Pequeña bailarina de 14 años”, que Degas fabricó con cera y con accesorios reales, para evocar de manera fiel el universo del ballet.

La muestra estará abierta hasta el 19 de enero en el museo parisino.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.