Saltar al contenido principal
ARTE CONTEMPORANEO

La banana de 120 mil dólares que se comió “Hungry Artist”

La obra en cuestión antes de ser devorada.
La obra en cuestión antes de ser devorada. AFP

En Miami, en la célebre feria de arte contemporáneo Art Basel, una obra del artista italiano Maurizio Cattelan fue devorada por otro artista ante el asombro de los visitantes. La obra en cuestión era un plátano pegado con una cinta adhesiva en una pared y tenía un valor de 120 mil dólares. El artista que se comió la fruta dijo que era un performance titulado “Hungry Artist”.

Anuncios

La Art Basel de Miami es la hermana pequeña de la Art Basel de Basilea, Suiza, pero no por ello no deja de ser un evento en el mundo del arte contemporáneo.

Y lo que acaba de suceder con una obra del artista italiano Maurizio Cattelan, conocido por sus obras polémicas confirma esto. La obra en cuestión, llamada “Comedian”, es sencillamente un plátano pegado a la pared con una cinta adhesiva.

 

Un coleccionista francés había adquirido la obra por 120 mil dólares. Pero era sin contar con el atrevimiento de un visitante, quien sin más ni más, se acercó a la obra, es decir, al plátano, lo arrancó de la pared y con calma, frente a la mirada de un público absorto, se lo comió.

 

En su cuenta de Instagram, David Datuna, de origen georgiano y que vive en Nueva York, se describe a sí mismo como un artista y describe su acción como un “Art performance” titulado “Hungry Artist”, es decir, “Artista hambriento”.

El artista-devorador de la banana David Datuna  fue después escoltado por el servicio de seguridad, pero antes los galeristas le explicaron que comerse la banana no era una opción.

 

Pero que no cunda el pánico, la obra de Maurizio Cattelan no se ha perdido en los intestinos de David Datuna, pues lo importante es “el certificado de autenticidad”, dijo al periódico local Miami Herald, Lucien Terras, director de las relaciones con los museos de la Galerie Perrotin que había vendido la obra de Cattelan: “No se destruyó la obra en sí, el plátano es la idea”.

De hecho, el plátano devorado fue reemplazado rapidamente por otro.  "Esto ha traído mucha tensión y atención a la instalación y no estamos muy entusiasmados que digamos con el espectáculo", añadió Terras, "pero la reacción del público fue genial, hizo sonreír a mucha gente".

Omitió decir que también le trajo mucha notoriedad a dicha galería.

Peggy Leboeuf, directora ejecutiva de la galería Perrotin de Nueva York y presente durante el incidente, dijo que no planean acciones legales contra Datuna. "No fue arrestado pero le pedimos que abandonara el espacio y la feria", dijo.

Emmanuel Perrotin, fundador de la galería y que estaba rumbo al aeropuerto regresó furioso a la Art Basel cuando supo lo que había sucedido, pero después se calmó cuando un nuevo plátano fue pegado a la pared y la obra de Maurizio Cattelan revivió.

Cabe recalcar que la Galería Perrotin ya ha vendido dos ediciones de esta obra "Comediante". El galerista y el artista Maurizio Cattelan habrían acordado aumentar el precio de venta de la tercera copia del plátano, a 150 mil dólares, afirmó el sitio especializado Artnet News. Pero con este suceso, quizás el precio aumente aún más, nunca se sabe.

 

Maurizio Cattelan, entre bananas e inodoros de oro macizo

 

El italiano Maurizio Cattelan, de 59 años, forma parte de este grupo de artistas provocativos con obras subversivas, como Jeff Koons o Takashi Murakami. Entre sus obras más conocidas está “América", un inodoro de oro macizo de 18 quilates que funciona, con asiento, tazón y descarga. Expuesto en el Museo Guggenheim de Nueva York de septiembre 2016 al verano del 2017, fue utilizado por 100 mil visitantes. Pero en septiembre del 2019 el inodoro dorado fue robado en el Palacio de Blenheim, un castillo en Woodstock, Inglaterra, conocido por ser el lugar de nacimiento de Winston Churchill. ​El inodoro era parte de una exposición de arte pero el 14 de septiembre sencillamente esfumó.

La obra « America » de Maurizio Cattelan durante su exposición en el museo Guggenheim en New York, el 30 de agosto del 2017.
La obra « America » de Maurizio Cattelan durante su exposición en el museo Guggenheim en New York, el 30 de agosto del 2017. BRENDAN MCDERMID/REUTERS

La obra, que sigue desaparecida y no se sabe si fue fundida por los ladrones, se estima por su peso en oro en 4 millones de dólares.

 

Definitivamente, en arte contemporáneo, todo se vale, desde ir al baño hasta devorar una obra.

(Con AFP)

 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.