Saltar al contenido principal
FRANCIA/ESPECTACULO

El coronavirus pone al sector cultural contras las cuerdas

El Zénith de París, con capacidad para 6.200 personas, se mantendrá cerrado hasta nuevo aviso.
El Zénith de París, con capacidad para 6.200 personas, se mantendrá cerrado hasta nuevo aviso. Jelena Stajic / Hans Lucas

El sector cultural en Francia está sufriendo de lleno las consecuencias de la propagación del coronavirus, con cientos de espectáculos anulados en todo el país. Nos lo cuenta María Carolina Piña.

Anuncios

En los últimos días las anulaciones se han ido multiplicando hasta afectar a numerosas salas de concierto en todo el territorio francés. Una consecuencia directa de la prohibición del gobierno de todas las reuniones de más de 1000 personas, anunciada por el ministro de la Salud, el pasado 8 de marzo.

En París, las grandes salas de conciertos clásicos como la Philharmonie o las dos sedes de la Opera de París, han cerrado sus puertas, lo que ha puesto en un paro forzado a las orquestas y artistas que trabajan en esas instituciones.

Otras salas de conciertos masivos, como los emblemáticos “Zénith”, con capacidad para entre 6.000 y 12.000 personas, han tomado el mismo camino para evitar la propagación del virus. El coronavirus le ganó la partida a la diva planetaria, Madona, quien debía realizar la semana pasada dos conciertos de su gira Madame X en el Grand Rex de París.

La situación está lejos de ser comparable con Italia donde las autoridades han anulado todas las actividades, incluyendo las artísticas. Sin embargo, cada institución evalúa día a día la situación sanitaria.

En Francia, país que se jacta de tener una vasta oferta cultural, la anulación de espectáculos y conciertos significará una pérdida de varios cientos de millones de euros para el sector.

 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.