Saltar al contenido principal
Fútbol/Copa Libertadores

Final inédita entre Chivas Guadalajara e Inter Porto Alegre

El magnífico estadio Omnilife de Guadalajara recibe su primer gran partido con la final de la Copa Libertadores.
El magnífico estadio Omnilife de Guadalajara recibe su primer gran partido con la final de la Copa Libertadores. DR

La final de ida de la Copa Libertadores se juega este miércoles en Guadalajara entre las Chivas y el Inter de Porto Alegre. Una final inédita en la que participa por segunda vez un club mexicano, tras el precedente de Cruz Azul en 2001. Los "Colorados" de Porto Alegre, que tienen la ventaja de jugar el partido de vuelta en su estadio Beira Rio, intentarán repetir la hazaña de 2006 y ganar su segunda Libertadores. Pero no lo tendrán fácil.

Anuncios

Desplazada en el calendario a causa del Mundial de fútbol, la fase final de la Copa Libertadores llega a su término con la gran final entre Chivas de Guadalajara e Inter de Porto Alegre, cuyo primer acto se juega este miércoles en el flamente estadio Omnilife de Guadalajara. Un nuevo marco para el "rebaño sagrado", como se conoce al más popular (en principio) y al "más mexicano" de los equipos de ese país, ya que solo cuenta con jugadores de nacionalidad mexicana. Se trata de la primera gran cita que Guadalajara da en su nuevo terreno, que reemplaza al legendario estadio Jalisco donde jugó durante medio siglo.

El equipo azteca no podía soñar con mejor ocasión para dar a conocer al mundo su nuevo estadio. En semifinales, contra la Universidad de Chile, Guadalajara había jugado todavía en el Jalisco, por lo que el césped artificial del Omnilife y su ambiente serán un descubrimiento tanto para el equipo local como para el visitante. Guadalajara, que tuvo este año el privilegio de entrar en la competición recién en octavos de final, gesto a su favor de la Confederación sudamericana de fútbol para borrar el recuerdo de su exclusión, un año atrás, debido a la epidemia de Gripe A, llega a la final invicto  y con el aliciente de haber ganado de manera muy convincente su semifinal en Santiago ante la Universidad de Chile (2-0).

El Inter de Porto Alegre, en cambio, viajó a México consciente de que en esta campaña todavía no ganó ningún partido fuera de casa. Su nuevo técnico, Celso Roth, que reemplazó dos meses atrás al uruguayo Jorge Fosatti, cuenta sobre todo con la experiencia de sus jugadores, algunos de los cuales ya participaron en la exitosa campaña del 2006, y en su potencia goleadora. Pero las Chivas también saben marcar goles, lo que promete una final muy abierta.

Por primera vez podría darse el caso de que gane la Libertadores un equipo exterior a la Confederación sudamericana. Esto significa que, pase lo que pase, el Inter de Porto Alegre será el representante sudamericano en la próxima edición del Mundial de clubes.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.