Saltar al contenido principal

Arranca la pelea por ser el rey del balón ovalado

Francia-Inglaterra, el partido de apertura de la edición del Seis Naciones en 2014
Francia-Inglaterra, el partido de apertura de la edición del Seis Naciones en 2014 REUTERS/Benoit Tessier

Inglaterra, anfitriona del mundial en verano, quiere que 2015 sea su gran año para el deporte del balón ovalado. Irlanda pretende reeditar el gran juego que la aupó al título el año pasado. Una Francia irregular pretende despejar dudas y Escocia, confirmar su buen momento

Anuncios

Un Gales-Inglaterra en el Millenium Stadium de Cardiff abre este viernes (20h05 GMT) el torneo de rugby con más tradición del mundo, el Seis Naciones, que este año será una especie de "aperitivo" al Mundial que se celebrará en Inglaterra en verano. Precisamente los ingleses son el equipo hegemónico del torneo, con 26 triunfos en las 112 ediciones disputadas. La cuestión es si la presión escénica sumada a la baja por lesión del joven apertura de 23 años Owen Farrel, sensación de la temporada pasada, pueden jugar en contra del XV de la Rosa. La Inglaterra que dirige Stuart Lancaster quiere poner fin al trienio de sequía en la competición para intimidar a todos sus rivales del planeta oval, incluídas las potencias del hemisferio sur: Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica y Argentina, meses antes de ser la anfitriona mundialista.

Irlanda, que debuta el sábado en Roma ante el "patito feo" Italia, buscará revalidar el título logrado en 2014, en el año I después del excapitán Brian O’Driscoll, máximo anotador de ensayos en la historia del torneo. El combinado del Trébol buscará reeditar el gran rugby que mostró el año pasado.

Un "gallo" irregular

Si por algo se ha caracterizado el XV de Francia durante los últimos años, es por su irregularidad. Les Bleus intentarán revitalizarse en la cita, ya que se agota el crédito de su técnico Philippe Saint-André, que se pondrá a prueba ante Escocia, a quien recibe el sábado en el Stade de France, en París (17h00 GMT). El XV del Gallo no gana el Seis Naciones desde el 2010 y necesita urgentemente encadenar una serie de victorias. Los escoceses llegan con optimismo al torneo tras un buen otoño, que les vale para pensar en algo más que disputar a Italia el evitar la cuchara de madera.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.