Saltar al contenido principal
Programa Especial

El Caníbal y El Campeonísimo, dos leyendas del Tour

Eddy Merckx en 1966.
Eddy Merckx en 1966. Wikimedia Commons

En este Paisajes y Leyendas, hablaremos de dos ciclistas con historias cautivantes: Eddy Merckx, el Caníbal, y Fausto Coppi, Il Campionissimo. 

Anuncios

Uno de ellos estuvo presente en la contrarreloj de este jueves que partió de la localidad de Sallanches, la ciudad alpina francesa donde en 1964 se convirtió en campeón del mundo "amateur". Se trata de Eddy Merckx, “El Canibal”, el ciclista que lo ganó todo. 525 victorias en su corta vida profesional.

Bien merece su reputación de “caníbal”, el belga Eddy Merckx. Con ese insaciable apetito de victorias que siempre le impidió dar por perdida una carrera por muy complicada que pareciera. La voracidad con la que pedaleaba tampoco le permitió ceder alguna victoria de etapa a sus compañeros de equipo.

Sin duda, Eddy Merckx es el mejor ciclista de la historia del Tour en relación a los palmarés acumulados entre 1969 y 1974,. 34 etapas, 8 de ellas consecutivas, récords que Mercks también rompió con el número de días en los que llevó el maillot amarillo puesto, 96 en total.

“El Canibal” empezó a devorar el Tour de Francia en 1969 y en total se hizo a 5 Grand Boucles. Igual número de vitorias en el giro de Italia. El último Tour que Merckx canibalizó fue el de 1974. A pesar de un desmayo en la carrera, domó las montañas, el cronómetro, y el prestigioso llano que conduce al velódromo de La Cipale. No fue fácil. « Caí de cara en el asfalto y, en algún momento, yo no sabía ni dónde estaba. Quería vomitar, llegué a escupir sangre y el médico me aconsejó que me retirara. Pero no es mi intención y voy a seguir hasta el final, por cualquier medio. Renunciar no es mi costumbre, no está en mi carácter. Hay que saber sufrir», diría “El Canibal” al final de su quinto y último triunfo en el Tour de France. A partir de ese momento empezó su crepúsculo sobre la bicicleta.

40 años después, Edddy Merxc, el caníbal aplaudió y animó a sus émulos del Tour de Francia 2016: “Usted sabe que cuando uno es un ganador uno hace TODO lo posible por ganar. Y Froome maneja el Tour de Francia. Esa es su manera de correr y uno no puede sino tener admiración por él”, afirmó “El Canibal” tras el triunfo de Froome en la etapa contrarreloj de este jueves 21 de julio.

Fue el legendario italiano Fausto Coppi, el Campionissimo, quien ganara el Tour de 1952 tras haber conquistado las tres etapas de alta montaña que se inauguraron ese año. Su triunfo se inmortalizó porque coincidió con otra innovación de ese año: las retrasmisiones del Tour de Francia por la televisión.

Pero desde ese momento s empieza r el ocaso del Campionissimo. Coppi pagó los costos de la II guerra. Durante los años en que Europa se desangraba, las competencias de ciclismo fueron suspendidas. Una vez reanudadas, Coppi volvió a correr pero los años 50 marcaban el fin de una era. Y atrás quedaría el Coppi símbolo de la izquierda italiana, el filántropo comunista por cuya relación extraconyugal el papa no bendijo al pelotón italiano. El agnóstico adorado por unos y abucheado por los fascistas de la Italia de Mussolini.

Coppi había pasado de moda. Había llegado el momento de los ciclistas de la posguerra. Ciao Coppi.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.