Saltar al contenido principal
Escala en París

'El fútbol masculino tiene muchísimo que aprender del femenino'

Audio 12:59
El sociólogo del deporte Fernando Trejo analiza el mundial femenino #Francia2019.
El sociólogo del deporte Fernando Trejo analiza el mundial femenino #Francia2019. RFI

El fútbol femenino parece haber tomado un nuevo impulso con el Mundial de Francia que acaba de terminar y en el que se coronaron, una vez más, las estadounidenses. El Mundial ha dejado muchas emociones, mucha visibilidad pero sobre todo muchas expectativas para el futuro del fútbol de chicas. ¿Estamos ante un espejismo o un verdadero punto de inflexión?

Anuncios

Durante un mes se han batido récords de afluencia en los estadios franceses con una media de 45.000 personas por partido. También se han batido marcas de audiencia. La final entre Estados Unidos y Países Bajos fue vista en 5,5 millones de hogares en Países Bajos, esto es un 88% de los televisores del país. En Estados Unidos, se registraron 14,3 millones de telespectadores.

“Hay un público que ya era fiel al fútbol femenino (… ) Hablé con seguidores ingleses, holandeses, estadounidenses, suecos y con latinoamericanos, algunos hicieron el viaje desde Chile, Argentina y Brasil…) Hay todo un movimiento a favor del fútbol femenino que está reivindicando su derecho y esa equidad que aún está muy lejos de ser alcanzada”, explica en Escala en París, Fernando Segura Trejo, sociólogo especialista en el fútbol de la Universidad Federal de Goiás, en Brasil y que ha asistido a siete partidos de este Mundial.

►Lea y escuche nuestra cobertura del #Mundialfemenino2019

Nunca antes se habían alcanzado estas cifras. Interés, curiosidad y afición podrían explicarlas, pero pasada la euforia del momento, estos números podrían quedarse en una anécdota si no se invierte más en el fútbol femenino. En la final, desde las gradas se podía escuchar la reivindicación del público: "Equal pay", igualdad salarial. Actualmente, las jugadoras cobran mucho menos que los hombres, y en algunos países ni siquiera tienen salario.

En el Mundial femenino se han repartido 30 millones de dólares frente a los 400 millones de los Hombres en el Mundial de Rusia el año pasado. En Estados Unidos, donde las mujeres son mejores que los hombres, éstas cobran el 40% menos. Una brecha salarial que aún está muy lejos de cerrarse, según Segura Trejo. "Revertir esta situación es algo muy lejano. En el corto plazo, acortar esa brecha es una obligación que la FIFA está imponiendo a muchas delegaciones, porque no todos los países quieren desarrollar el fútbol femenino. En Argentina hace poco se han creado ligas profesionales pero no todas las jugadoras tienen un contrato", afirma.

Ver también ► Concluye el mundial femenino más mediático de la historia

Este mundial coincidió con la celebración en el mundo del mes del Orgullo LGTBI en el mundo y fue tribuna para reivindicar los derechos de las minorías con gestos fuertes como los de la estadounidense Megan Rapinoe, mejor jugadora del Mundial que asume y reivindica su homosexualidad. La veterana delantera dijo que no iría a la Casa Blanca en caso de victoria y que boicotea el himno nacional. Una gran diferencia con el fútbol masculino donde la homosexualidad sigue siendo un tabú.

“Estamos aprendiendo del fútbol femenino, de sus causas y reivindicaciones que van más allá del fútbol (…) En el fútbol masculino está mal visto que un hombre reivindique su homosexualidad, incluso a veces es penalizado por los clubes mismos o por los aficionados (…) Existe pero se oculta, sin embargo en el fútbol femenino se reivindica. El fútbol masculino tiene mucho que aprender del femenino” asegura el sociólogo.

Escala en París también está en Facebook. Un programa coordinado por Florencia Valdés, realizado por Julien Magouarou, Fabien Mugneret y Ludivine Amado. 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.