Saltar al contenido principal

El Tourmalet se rinde al ciclismo francés en presencia de Macron

El presidente de la república francesa Emmanuel Macron celebra en la línea de meta ubicada en la cima del Tourmalet la victoria de su compatriota Thibaut Pinot el sábado 20 de julio de 2019
El presidente de la república francesa Emmanuel Macron celebra en la línea de meta ubicada en la cima del Tourmalet la victoria de su compatriota Thibaut Pinot el sábado 20 de julio de 2019 Jeff Pachoud/Pool via REUTERS

La llegada al mítico Tourmalet generó una nueva fiesta para el ciclismo francés con la victoria de Thibaut Pinot y la segunda posición de Julien Alaphilippe, que incrementó su ventaja sobre los rivales en la lucha por el maillot amarillo. El colombiano Nairo Quinata dijo adiós al Tour tras llegar a 3 minutos 24 segundos del vencedor de etapa.

Anuncios

No defraudó el Primer gran día de alta montaña en el Tour que dejó descartado a varios rivales que optaban por la general y confirmo el gran estado de forma en el que se encuentra el francés Alaphilippe.

Luego de una neutralización en la salida de Tarbes, 17 ciclistas se marchaban en solitario con el objetivo de distribuir las estrategias de equipo cuando los favoritos afrontasen la subida al Tourmalet. El grupo de fugados cruzarían la primera dificultad del día, el alto de Soulor de primera categoría, con poco más de 1 minuto de ventaja sobre los favoritos que hasta ese punto de carrera siempre fueron escoltados por los gregarios del equipo Movistar.

Fue en el descenso del Soulor cuando se rompió en pedazos el grupo de fugados y se empezaban a vislumbrar las intenciones de cada líder de equipo. Lanzados en una bajada vertiginosa el italiano Nibali, el holandés Wellens y el francés Gesbert sacaban una preciada renta de 1’ 30” con respecto a los hombres fuertes de la carrera, pero la aventura se vino abajo para los tres fugados cuando fueron absorbidos por el pelotón en las primeras cuestas de ascenso a la meta de la etapa.

Tras la reagrupación de los favoritos en las faldas de la montaña llegaba el turno de protagonismo para el francés Romain Sicard que se separaba del pelotón para emprender la escalada de los primeros kilómetros al Tourmalet en solitario. Pero tampoco está tentativa fue la buena ya que a falta de 15 kilómetros para meta el pelotón de favoritos volvía a reagruparse con la intención de disputarse la etapa.

Quintana se desinfla a 10 kilómetros de la llegada a meta

El equipo Movistar volvía a tomar la iniciativa en la cabeza de carrera pero esta vez la táctica no funcionó para el equipo navarro que tras imponer un fuerte ritmo perdía a su jefe de filas, el colombiano Nairo Quintana, a falta de 10 kilómetros para el final. Antes de Nairo ya se había descolgado el francés Romain Bardet y el británico Adam Yates.

Cuando quedaban 6 kilómetros para el ascenso al Tourmalet comenzaba otra carrera. Para entonces el grupo de favoritos se había quedado reducido a 18 ciclistas de los que solo sobrevivirían 7 en la lucha de etapa, (Mollema, Buchmann, Porte, Alaphilippe, Urán, Enric Más, Kruijswijk, Bennett, Thomas, De Plus, Pinot, Gaudu, Valverde, Landa, Fuglsang, Poels, Bernals y Van Baarle). Por este orden se iban descolgando… Enric Más, Richie Porte, Alejandro Valverde, David Gaudu, Rigoberto Uran y Geraint Thomas.

A menos de 1 kilómetro para cruzar la línea de meta se diseñaba el desenlace final. Lideraban Bernal, Landa, Buchmann, Kruijswijk, Pinot y Alaphilippe. Fiel a su estilo fue Pinot quien pegaba un latigazo en los últimos 300 metros para despegarse de sus compañeros y reportar una etapa mítica por delante de su compatriota Alaphilippe y el neerlandés Kruijswijk.

Nairo dice adiós y Bernal retoma el favoritismo colombiano

La subida al Tourmalet significó un varapalo para grandes nombres del ciclismo internacional. Fue el primer aviso de lo que nos puede esperar de un Tour al cual le queda mucha montaña y seguramente más de una sorpresa teniendo en cuenta que muchos de los favoritos están obligados a remontar en la clasificación que general que sigue liderada por Julien Alaphilippe. El ciclista francés incrementa su ventaja como patrón del Tour de Francia con 2’02” sobre Geraint Thomas y 2’14” con respecto al holandés Steven Kruijswijk. El mejor latinoamericano ubicado en la clasificación general sigue siendo el colombiano Egan Bernal, que tras entrar a la meta del Tourmalet entre los favoritos sube a la cuarta plaza y se queda a 3 minutos del líder. Igualmente el ciclista del Ineos recupera el maillot blanco que identifica al mejor joven tras haberlo perdido la víspera en la contrarreloj individual disputada en Pau.

En cuanto a su compatriota Nairo Quintana pierde todas las esperanzas de subirse al podio de Paris tras haber perdido 3 minutos 24 segundos con el ganador de la etapa y se hunde en la clasificación hasta el puesto decimocuarto a 7’14” del maillot amarillo. Tras su debacle en la gran cita pirenaica, el ciclista boyacense declaró que a partir de ahora pondrá todo de su parte para ayudar a sus compañeros Valverde y Landa.

Ultima cita con los Pirineos

Con el tercer domingo de competición se cierra la incursión pirenaica del Tour de Francia. Un último esfuerzo para los ciclistas antes de afrontar la segunda jornada de descanso con 185 kilómetros que limitan las localidades de Limoux y Foix. El recorrido contará con 4 puertos puntuables. Uno de segunda categoría y tres de primera. El último de ellos, Foix Prat D’albis, será la cuarta llegada en alto de esta edición con lo que los escaladores y favoritos en la general tendrán una nueva oportunidad para arañar tiempo al sorprendente líder, Julien Alaphilippe.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.