Saltar al contenido principal
EE.UU./UE

'Los aranceles de EE.UU. contra Airbus podrían perjudicar a las empresas estadounidenses también', dice analista

Un Airbus A350 despega de Toulouse, ciudad de ensemblaje de los aviones europeos.
Un Airbus A350 despega de Toulouse, ciudad de ensemblaje de los aviones europeos. REUTERS/Regis Duvignau/File Photo

En un nuevo capítulo del litigio comercial que opone Estados Unidos y el bloque europeo sobre los subsidios al sector aeronáutico, Washington ganó una batalla. La Organización Mundial del Comercio dio la razón a Estados Unidos y le autoriza a imponer aranceles para compensar los subsidios de Bruselas a la empresa Airbus.

Anuncios

En un fallo, la Organización Mundial del Comercio, OMC, autorizó a Estados Unidos a imponer sanciones tarifarias a la Unión Europea por los subsidios de Bruselas a la constructora de aviones Airbus.

La Casa Blanca celebró esta victoria y decidió que cobrará aranceles adicionales de 10% a los aviones europeos y de 25% a una serie de productos británicos, franceses, alemanes y españoles.

Tres preguntas a Miguel Sebastián, especialista en comercio internacional en la Universidad Complutense de Madrid, y ex ministro de Comercio de España.

RFI: Washington anunció que impondrá aranceles de entre 10 y 25% a productos europeos, incluyendo los aviones, a partir del 18 de octubre. ¿Si realmente se aplican estos aranceles, a qué país y a qué sector van a perjudicar?

Miguel Sebastián: Evidentemente esto es muy malo para las exportaciones europeas, pero también es malo para los consumidores estadounidenses. Hay fábricas de Airbus en Estados Unidos. Además, esto va a perjudicar a las líneas aéreas estadounidenses que tendrán que comprar aviones más caros.

RFI: No es la primera vez que la Administración Trump amenaza con imponer aranceles a otros países. Hubo amenazas contra México, contra Canadá y contra el vino francés que no se concretaron finalmente. Otros aranceles, contra China, sí fueron impuestos. ¿Cómo interpretar el anuncio de esta semana? ¿Estamos en vísperas de una nueva batalla comercial?

Miguel Sebastián: Creo que es parte de una estrategia para negociar un acuerdo. Pero no olvidemos que Trump empieza ganando porque tiene el visto bueno de la OMC. La OMC está de acuerdo con estos aranceles porque considera que Airbus recibe ayudas de Estado y que por tanto hay competencia desleal.

Creo que aquí hay menos posibilidades de guerra comercial en la medida en que esto tiene el acuerdo de la OMC, siempre que no supere los 7.500 milones de dólares.

RFI: El litigio entre Bruselas y Washington ante la OMC por las subvenciones a Airbus y Boeing empezó en 2004 cuando EE.UU. demandó a Reino Unido, Francia, Alemania y España por otorgar subsidios de apoyo a la producción de aviones ¿A quién le ha dado la razón la OMC?

Miguel Sebastián: Es un tema muy técnico. Es verdad que Airbus es un consorcio que tiene apoyo público y por lo tanto es más explícito el argumento de los que dicen que Airbus recibe ayudas de Estado.

Sin embargo, otros dicen -y yo estoy de acuerdo con estos últimos- que no es verdad porque, aunque tenga participación pública de los Estados, Airbus está totalmente sujeta a las leyes de competencia y a las leyes del mercado. El consorcio tiene su propia cuenta de pérdidas y ganancias y no hay ninguna intervención de los Estados para mejorar estas cuentas de la compañía.

Por tanto, el hecho de que haya participación pública en el capital no necesariamente implica que haya ayudas de Estado. Es verdad que la OMC de alguna forma le ha dado un poco de la razón a Boeing al haber autorizado estos 7.500 millones de dólares de gravámenes a las importaciones europeas. En cualquier caso, es una magnitud muy pequeña comparado con el total del volumen de comercio mundial.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.