Saltar al contenido principal
El FMI rebaja sus previsiones

La velocidad con que la economía se aleja de la crisis se ralentiza

El director del FMI Dominique Strauss-Kahn.
El director del FMI Dominique Strauss-Kahn. ©Nacho Doce/Reuters

El Fondo Monetario Internacional proyecta un crecimiento del 4,3% en 2011, dos décimas menos de lo esperado hasta ahora y bastante menos del 4,8% que pronostica para este año. La salida de la Gran Recesión muestra dos velocidades: los países emergentes suben, las economías avanzadas pierden fuelle. Espectacular evolución de América Latina.

Anuncios

Si los documentos del Fondo Monetario Internacional (FMI) se escribieran a mano, los renglones del Informe de Perspectivas Económicas semestral, que ha hecho público hoy, se verían torcidos y con la letra temblorosa. El organismo que dirige Dominique Strauss-Kahn ha rebajado sus previsiones de crecimiento para la economía mundial en 2011, estableciéndolas en el 4,3%, dos décimas menos de lo que esperaba hasta ahora y con una desaceleración significativa respecto al crecimiento proyectado para este año, que lo fija en el 4,8%. Además, todo el documento está lleno de referencias a miedos y riesgos que pueden devolver a la economía al pozo de lo que se ha bautizado como la Gran Recesión. "El impulso de la recuperación mundial parece ir debilitándose", alerta el informe.

Si la marcha económica fuera un tren y la crisis un tramo de vía cuesta arriba, sin duda habría una vigorosa locomotora que aprieta todas sus tuercas para escapar de esa empinada pendiente y un pesado vagón de cola que le impide avanzar con la velocidad que desea. Paradójicamente la locomotora serían los países emergentes y el vagón occidente. De este modo, las economías avanzadas crecerán un perezoso 2,7% este año y un 2,2% el que viene (una y dos décimas menos de lo previsto en julio por el FMI), y los países emergentes crecerán un 7,1% en 2010 –mejorando sus perspectivas- y lo mismo que se preveía para 2011 en el último informe del organismo: un 6,4%.

>> Economías avanzadas. Si la marcha de la economía tiene pues dos velocidades, entre las de los países avanzados se encuentran unas cuantas más, teniendo en un extremo el descalabro de Estados Unidos y en el otro el revitalizado milagro alemán.

Así, EEUU ve rebajadas de forma importante las previsiones que el FMI hace sobre la marcha de su Producto Interior Bruto (PIB). El motor estadounidense hace ruidos extraños a juicio del FMI, que cree que crecerá este año un 0,7% menos de lo que pensaba hace seis meses –hasta el 2,6%- y seis décimas menos de lo esperado para 2011 (2,3%). Su recuperación, que se inició en verano de 2009, está “en proceso de desacelerarse por la deuda [creciente del país] y por la persistencia de las incertidumbres” que la rodean. Una de esas incertidumbres se han conocido hoy: el sector privado estadounidense volvió a perder 39.000 empleos en septiembre, según la consultora ADP

En el otro extremo de este bloque se encuentra Alemania, que con un crecimiento proyectado del 3,3% y del 2%, mejora lo que el FMI esperaba de su economía en casi dos puntos porcentuales este año y algo menos de medio punto el que viene. La recuperación de las exportaciones ha sido un importante lifting para la economía germana.

Entre medias se encuentran Francia, que con un crecimiento del 1,6% mantiene sus previsiones, al igual que Italia (1%), Japón (2,8% y 1,5%) o Reino Unido (1,7% y 2%). España, por su parte mejora una décima sus previsiones, con una caída pronosticada del 0,3% para este año y un crecimiento del 0,7% para 2011, algo que, de cumplirse, obligaría a su Gobierno a un nuevo plan de recorte presupuestario, ya que estima que recortará su déficit en base a un crecimiento del PIB del 1,6%.

>> Economías emergentes. Con todos sus problemas de pobreza y de distribución de la riqueza, las economías de los países emergentes se han comportado con fortaleza durante la crisis y, según se refiere a ellas, el Fondo Monetario, seguirán liderando la consolidación de la recuperación económica con un importante crecimiento proyectado del 7,1% en 2010 y del 6,4% en 2011.

El dragón asiático seguirá abriéndose camino con una voracidad incansable, según las previsiones del FMI, ya que se espera del continente un crecimiento del 10,5% y del 9,6%, respectivamente. Así, China crecerá en torno a un 10% y la India entre el 9% y el 8%.

América Latina

Otra mención aparte dentro del informe merece la evolución de América Latina, que, junto a Asia, está protagonizando la salida más destacada de la recuperación mundial, a un ritmo mucho “más acelerado de lo previsto”, según el FMI. El subcontinente crecerá un 5,7% en 2010 y un 4% en 2011.

De Norte a Sur y de Este a Oeste, gran parte del territorio responde al impulso del país llamado a ser una de las próximas potencias: Brasil crecerá un 7,5% este año y un 4% el próximo.

Se mantiene esta tendencia con Argentina (7,5% y 4%), Chile (5% y 6%), Perú (8,3% y 6%), Uruguay (8,5% y 5%), por poner unos ejemplos. Peores previsiones tiene Venezuela, que, según el FMI, sufrirá un receso del 1,3% este año y obtendrá un leve crecimiento de medio punto en 2011.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.