Saltar al contenido principal
FMI

Puja internacional para suceder a Strauss-Kahn

Los principales candidatos a suceder a Dominique Strauss-Kahn, entre ellos Christine Lagarde.
Los principales candidatos a suceder a Dominique Strauss-Kahn, entre ellos Christine Lagarde. REUTERS

Tradicionalmente, la dirección del FMI es ocupada por un europeo, pero la vacante dejada por el economista francés, envuelto en un escándalo sexual, es también reivindicada por los países emergentes. China, Brasil, Argentina o México piden que el criterio de elección no sea sólo geográfico y que sea transparente.

Anuncios

El Fondo Monetario Internacional (FMI) empezó el proceso para hallar un nuevo director general tras la dimisión del francés Dominique Strauss-Kahn, acusado de agresión sexual e intento de violación. La decisión depende de los 24 miembros del consejo de administración, que representan a los 187 países miembros, tanto a título individual como por grupo de países. La cantidad de votos de estos 24 representantes depende del volumen de la contribución de sus respectivos países o grupos de país al Fondo.

 
Por el momento, la favorita para suceder a Strauss-Kahn es la actual ministra de Economía francesa, Christine Lagarde, quien cuenta con el apoyo de los países europeos y es elogiada por los anglosajones, quienes destacan su liderazgo para enfrentar la última crisis económica.

De mostrarse unidos en su candidatura, los europeos no deberían tener mayores inconvenientes para imponer a Lagarde, arguyendo que el cargo es tradicionalmente ocupado por un economista del Viejo Contienente (el Banco Mundial en cambio es siempre dirigido por un estadounidense). Sin embargo, hay por lo menos dos escollos en el camino de la ministra francesa.

Por un lado, Lagarde podría enfrentar próximamente la apertura de una instrucción judicial por supuesto "abuso de autoridad" por un acuerdo arbitral tras un litigio judicial entre el ex empresario francés Bernard Tapie y el Estado por la venta del grupo Adidas en 1993.

El Estado francés pagó a Tapie la suma astronómica de 385 millones de euros, levantando protestas de legisladores de izquierda, que presentaron una demanda contra Lagarde por haber otorgado el fallo final del litigio a un tribunal arbitral y no a la justicia ordinaria, tal como le indicaban sus consejeros.

Pero sobre todo, los europeos deben vencer las crecientes ambiciones de los países emergentes, que quieren ver aplicadas las reformas anunciadas en el funcionamiento del FMI. Países como China, Brasil, Argentina y México piden que el criterio de elección no sea sólo geográfico y que sea transparente.

En este sentido, el secretario general de la Organización para Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Angel Gurría, estimó el viernes en París que "es el momento" de que un director gerente no europeo esté al frente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Estoy de acuerdo (en decir) que es el momento para cambiar lo que es una tradición" según la cual desde su creación en 1944 el FMI es dirigido sin excepción por un europeo, declaró Gurría en un punto de prensa. "Creo que esta vez es posible pero hay que hacerlo rápido", agregó.

Evocando la posibilidad de la candidatura de la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, Gurría estimó que "haría un trabajo formidable" al frente del FMI. Pero "el tema no es ése", aclaró.

"El tema del mérito es más importante que de la nacionalidad", sentenció.

 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.