Saltar al contenido principal
Economía y finanzas

Samsung, pérdida millonaria y golpe de imagen

Audio 11:20
REUTERS/Dado Ruvic/Files

Según las últimas estimaciones, las pérdidas de Samsung, primer fabricante mundial de móviles, alcanzarían los 4.900 millones de euros, tras el fallo del modelo Note 7, que se ha convertido en el mayor fracaso de su historia. La compañía busca gestionar la crisis y salir lo mejor posible de la tormenta.

Anuncios

Para algunos analistas, lo ocurrido es típico de una compañía obsesionada por la competición. En efecto, la compañía es conocida por la presión que sufren sus empleados.

En la desenfrenada carrera tecnológica con sus competidores, la prisa habría llevado a Samsung a ser menos riguroso en la verificación de sus componentes, aunque el tema aún no ha sido completamente esclarecido.

Este fallo interviene en momentos en que Samsung veía subir sus beneficios y caer las ventas de la marca de la manzana mordida. Fallo del que sin duda buscarán sacar beneficio sus ompetidores.

Esto pone de relieve diversos aspectos desde la complejidad de la gestión de las cadenas de suministros, hasta las condiciones laborales. La mayoría de los analistas coinciden en que lo más difícil de recuperar para la compañía surcoreana será la confianza de los consumidores.

Entrevistados: Manuel Ángel Méndez, redactor jefe de la sección Teknautas del periódico español El Confidencial, Geoffrey Cain, periodista de investigación y autor de un libro sobre Samsung, y Daniel Lacalle, economista.
 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.