Saltar al contenido principal
XI Cumbre de los BRICS

Jair Bolsonaro, entre ideología y pragmatismo económico

Oliver Stuenkel, Profesor de Relaciones Internacionales en la Fundación Getulio Vargas
Oliver Stuenkel, Profesor de Relaciones Internacionales en la Fundación Getulio Vargas © Fundación G. V.

Este jueves concluyó la XI cumbre anual de los BRICS, el bloque de países emergentes formado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. El evento, celebrado en Brasilia, fue la ocasión para el mandatario brasileño de reequilibrar su relaciones con China, principal socio económico, sin olvidar sus simpatías manifiestas a los Estados Unidos. Un delicado ejercicio de equilibrismo diplómatico y pragamatismo económico. RFI conversó con Oliver Stuenkel, profesor de relaciones internacionales en la Fundación Getulio Vargas.

Anuncios

RFI: ¿Qué aspectos destacaría sobre esta cumbre ?

O. Stuenkel: Lo más importante es que el encuentro tuvo lugar, porque había bastantes dudas sobre posibles desistimientos de China y Rusia. Ya la cumbre APEC en Chile fue cancelada y como Bolsonaro insistió en invitar a Juan Guaidó de Venezuela -líder que no es reconocido como presidente por los otros BRICS-, la parte del encuentro entre los países BRICS y los países vecinos latinoamericanos no tuvo lugar. Fue un encuentro bastante corto, de baja visibilidad, se reunieron porque estiman que constituyen un grupo estratégico importante, pero le restó trascendencia el hecho de que Brasil tiene una clara preferencia por acercarse a los Estados Unidos.

RFI :Sobre este punto, era un ejercicio delicado para Jair Bolsonaro, acercarse a China sin perder de vista a los Estados Unidos. Un número de equilibrista dicen algunos…

O. Stuenkel: En primer lugar, Bolsonaro se dio cuenta que hablar mal de China, a diferencia de los norteamericanos, no es un tema tangible para los brasileños, no le permite movilizar a sus seguidores más radicales. Es mucho más fácil atacar a Venezuela, el socialismo o los cubanos… China es algo abstracto en Brasil, no le sirve para su proyecto que requiere la movilización constante de sus seguidores. Lo segundo, es que China es el principal socio comercial de Brasil y un inversor muy importante. Por lo cual muchos poderosos grupos económicos de Brasil, que dependen de la relación con China, pidieron que Bolsonaro adoptara una postura más pragmática. Porque perciben, por ejemplo, que el acuerdo de libre comercio con Estados Unidos no es posible, porque si Trump deja entrar los productos brasileños en el mercado estadounidense, sería una mala noticia para su electorado rural en Estados Unidos. Por lo cual es poco probable un acercamiento económico real entre Brasil y Estados Unidos; China es y será más importante para Brasil desde el punto de vista económico. En tercer lugar existe la posibilidad de que Trump no sea reelegido el año próximo y Bolsonaro tiene que pensar qué hará en este caso. Su reputación es muy mala en occidente, no puede viajar a Europa porque tiene en contra toda la opinión pública. En este contexto, los BRICS son un seguro. Pekín ha perdonado la retórica anti China y está dispuesto a mantener una buena relación. Bolsonaro debe prepararse para este escenario, por eso ahora tiene una posición más pragmática respecto a los BRICS.

RFI ¿Se ha hablado de un posible despliegue la tecnología 5 G de Huawei en Brasil?

Posiblemente sea la decisión más importante que Bolsonaro deba adoptar durante su mandato, en el área de política exterior.

Oliver Stuenkel

O. Stuenkel: Posiblemente sea la decisión más importante que Bolsonaro deba adoptar durante su mandato, en el área de política exterior. Porque está cada vez más claro que quien controle la red 5G, tendrá ventajas enormes en la economía del siglo XXI. Vehículos autónomos, transporte... la economía digital dependerá de la 5 G. Por eso los Estados Unidos tienen como principal objetivo convencer al mayor número posible de países de excluir a Huawei de la instalación de dichas redes. Algo difícil porque es la empresa más avanzada y la más barata, sobre todo para los países en desarrollo, donde la propuesta Estadounidense no es atractiva. Estados Unidos condiciona su relación con Brasil a esta decisión. Si Brasil selecciona Huawei, no podrá acercarse a los Estados Unidos, al mismo tiempo excluir a Huawei tendría un impacto muy negativo sobre la relación con China. Bolsonaro tiene que tomar una decisión muy difícil y la visita de Xi Jing Ping también se inscribe en la estrategia del gobierno chino.

RFI ¿Cuando se adoptará esta decisión ?

O. Stuenkel: Lo más probable es que esta decisión sea tomada a finales del año próximo.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.