Saltar al contenido principal
GRECIA / EUROPA

Los griegos votan en unas elecciones legislativas cruciales para el país y para Europa

Un religioso ortodoxo votando en los comicios del 25 de enero en Atenas.
Un religioso ortodoxo votando en los comicios del 25 de enero en Atenas. REUTERS/Yannis Behrakis

Unas elecciones cuyo favorito, Syriza, el partido de la izquierda radical, se opone a las políticas de austeridad. Su candidato, Alexis Tsipras,  encabeza los sondeos con una ventaja de 3 a 7 puntos, frente a la conservadora Nueva Alianza del primer ministro Antonis Samaras. La elección griega da esperanzas a los partidos de la izquierda radical en Europa, particularmente en España,  pero preocupa seriamente a sus acreedores. 

Anuncios

Un total de 9,8 millones de electores pueden votar hasta las 17 h 00 GMT para elegir a 300 diputados. Unas elecciones legislativas cruciales para el futuro del país pero también para Europa que sigue muy de cerca estos sufragios. Los sondeos siguen prediciendo la victoria de Syriza, con un 30 a 35 por ciento de los sufragios. Le seguiría el partido conservador Nueva Democracia cuyo candidato es el primer ministro Antonis Samaras.

 Durante su campaña, el candidato de Syriza, Alexis Tsipras, de 40 años de edad, prometió aumentar el salario mínimo, abolir ciertos impuestos y negociar una disminución de la deuda externa griega. Por otra parte Tsipras afirmó no considerarse atado a las exigencias de la llamada “Troika” de acreedores (Unión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) una troika que a cambio de una ayuda financiera impuso un drástico plan de austeridad, con graves consecuencias para los griegos.

“Nuestro futuro común en Europa no es un futuro de austeridad”, subrayó Tsipras tras votar en su barrio de Kypseli, en Atenas. “Hoy los griegos están llamados a hacer un último paso para recobrar la esperanza” agregó.

El primer ministro Antonis Samaras por su parte defendió la política de austeridad y advirtió del peligro de una victoria de Syriza, afirmando que Grecia podría convertirse en una nueva “Venezuela”.

Samaras, quien votó en Pylos, al sur de Grecia, se mostró por su parte confiado en el resultado de “estas elecciones decisivas para nuestro futuro” y agregó “Hoy decidimos si avanzamos o si nos lanzamos hacia lo desconocido”.
 

Hay que recalcar que el posible triunfo de Syriza da esperanzas a los partidos de la izquierda radical en Europa, sobretodo en España, donde el partido Podemos, surgido del movimiento de los indignados,  ha tenido un espectacular aumento de simpatizantes.

Lo que queda por ver es si Syriza logrará una victoria absoluta, esto es, 40 por ciento de los sufragios, de no alcanzarla el partido tendrá que buscar aliados para formar un gobierno. Como posible aliado está el partido recién formado To Potami, (El río) que aspira a ser el tercer partido de Grecia. Los sondeos le atribuyen 6 por ciento de los votos.

Otro partido que aspira al tercer lugar es la formación neonazi Amanecer Dorado.

En el caso de que ninguno de los tres partidos más votados logre formar un gobierno, los griegos tendrán que volver a votar en marzo.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.