Saltar al contenido principal

Los británicos votan en unas reñidas elecciones decisivas para la Unión Europea

el ascenso de los nacionalistas escoceses de Nicola  Sturgeon (aquí después de votar) se ha convertido en el gran tema de campaña porque podrían encontrarse  con las llaves del poder en Londres al tiempo que defienden la independencia de  Escocia.
el ascenso de los nacionalistas escoceses de Nicola Sturgeon (aquí después de votar) se ha convertido en el gran tema de campaña porque podrían encontrarse con las llaves del poder en Londres al tiempo que defienden la independencia de Escocia. Fuente: Reuters.

Unos 45 millones de electores votan este jueves en unas elecciones en las que según los sondeos ni el actual primer ministro David Cameron ni su rival laborista Ed Miliband lograrían una mayoría absoluta, por lo que augura una crisis de legitimidad del próximo gobierno. La decisión de los conservadores de convocar a un referendo sobre la salida de la Unión Europea en caso de victoria preocupa en el Viejo Continente.

Anuncios

El suspenso es absoluto. Nadie sabe quién ganará y ni siquiera si el partido más votado será el que gobernará, visto que los sondeos pronostican que ninguna formación conseguirá la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes y que todo dependerá del juego de alianzas que desplieguen los conservadores, conducidos por el primer ministro británico David Cameron y su rival laborista, Ed Miliband, quien incluso si sale segundo podría tejer un gobierno de coalición con los independentistas escoceses, liderado por Nicola Sturgeon.

También serán cortejados por los principales partidos los demoliberales de Nick Clegg, que ya formaron parte de la coalición liderada por Cameron.

La posibilidad de un gobierno sin mayoría absoluta e incluso un primer ministro al frente de un partido no haya sido el más votado ya despiertan temores por la legitimidad de la futura conducción del país.

Este suspenso no sólo tiene en vilo a los británicos, ya que las consecuencias de estas elecciones podrán tener un impacto mayor con la Unión Europea (UE). En caso de victoria, Cameron ha prometido celebrar un referéndum sobre la pertenencia británica a UE.

Por su parte, los laboristas, no piden una consulta, pero sí reducir las prerrogativas de Bruselas, algo que de hecho los convierte en aliados de la City financiera.

Los primeros sondeos a boca de urna serán conocidos inmediatamente después del cierre de los centros de votación, pero para los resultados oficiales habrá que esperar al menos hasta el mediodía del viernes.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.