Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Reino Unido: el triunfo aplastante del partido conservador

Audio 07:58
El primer ministro británico, David Cameron, anuncia frente al N° 10 de Downing Street que formará un nuevo gobierno, Londres, 8 de mayo de 2015.
El primer ministro británico, David Cameron, anuncia frente al N° 10 de Downing Street que formará un nuevo gobierno, Londres, 8 de mayo de 2015. REUTERS/Phil Noble

Contrariamente a las predicciones de los sondeos,  el conservador David Cameron no solo  ganó las elecciones en el Reino Unido sino que, además, obtuvo 331 escaños tras una victoria apabullante frente a los laboristas, lo que le permite controlar al Parlamento.

Anuncios

Entre las razones que explicarían el triunfo conservador se encuentra la inclusión en el programa de David Cameron de políticas nacionalistas, tales como el reférendum europeo y un mayor control de la inmigración. Asímismo, incorpora propuestas inspiradas en el proyecto laborista, como ciertas ventajas fiscales para los menos favorecidos.

Por otra parte, Cameron manejó en su campaña  el argumento de que dejar el país en manos de una coalición de izquierdas -  de laboristas e independentistas escoceses -   conduciría la economía británica a la ruina. A todas luces, tal mensaje convenció a los electores. Además, los liberales demócratas se pronunciaron a favor del plan concebido por Cameron.

Se trata de la peor derrota del Partido Laborista en 30 años, que se explica por la debacle de Escocia y por el hecho de que su líder, Ed Miliband, no habría sabido imponer sus ideas en Inglaterra. A ello se agrega que no habría sido capaz de comunicarlas de manera clara a su electorado.

En la perspectiva de la realización del reférendum en 2017 para determinar si el Reino Unido permanecerá o no en la Unión Europea, se vislumbran negociaciones importantes entre Londres y Bruselas. Los temas económicos, así como de control de la inmigración y de los subsidios pesarán en estas conversaciones.

Con la participación de Daniel Póstico, nuestro colaborador en Londres.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.