Saltar al contenido principal
Irlanda - Referéndum

Irlanda da el “sí” a las bodas homosexuales

La drag-queen irlandesa Panti Bliss celebra la victoria del "sí" en Dublin
La drag-queen irlandesa Panti Bliss celebra la victoria del "sí" en Dublin REUTERS/Cathal McNaughton

Irlanda se convertía este sábado en el primer país en aprobar por voto popular las bodas homosexuales, lo que ha significado una bofetada a la históricamente poderosísima Iglesia católica. El triunfo del “sí” fue festejado por miles de irlandeses en Dublín.

Anuncios

La Iglesia católica había pedido el voto para el “no”, en un país en el que más del 90% de las escuelas primarias está bajo su tutela, las campanas del ángelus suenan dos veces al día en la televisión pública y el 84,2% de la población se dice católica.

Pero los irlandeses dieron la espalda a este llamamiento. Con la totalidad de los votos del referéndum del viernes escrutados, el sí ganó con 62,1% de los votos, por 37,9% para el no.

La explanada del castillo de Dublín, otrora residencia de los gobernadores británicos y siempre símbolo del poder, se llenó de partidarios del sí con ganas de celebrar.

De este modo, Irlanda se une a los 18 países del mundo, entre ellos España, Uruguay, Argentina y Brasil, donde el matrimonio homosexual ya es legal. En el Reino Unido lo es desde 2014, salvo en Irlanda del Norte.

El pasado viernes, más de 3,2 millones de irlandeses estaban llamados a pronunciarse a favor o en contra de una enmienda constitucional que afirma que el matrimonio puede ser contraído de conformidad con la ley "por dos personas, sin distinción de sexo".

La Iglesia admite su fracaso

El arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin, primado de Irlanda, dijo que en realidad "la revolución social no empezó hoy, lleva tiempo en marcha". "Creo que la Iglesia católica tiene que poner los pies en la tierra y no negar esas realidades", agregó, preguntándose si "estamos ya irremediablemente alejados de los jóvenes".

"Estamos convirtiéndonos en una Iglesia para los acólitos y no en la Iglesia abierta de la que habla el papa Francisco", agregó Martin, que al mismo tiempo se mostró de acuerdo en que se respeten los derechos de los homosexuales "sin cambiar la definición de matrimonio".

Como símbolo, se desplegaron pancartas con lemas como "Voten sí" e "Igualdad para todos" el viernes en Dublín, cerca de la casa en la que vivió el escritor Oscar Wilde, cuya homosexualidad le costó una pena de cárcel en el Reino Unido del siglo XIX.

El sí fue defendido por todos los principales partidos políticos irlandeses, incluido el Fine Gael, no obstante conservador, del primer ministro Enda Kenny. Los partidarios de la reforma constitucional recibieron además el apoyo de celebridades como el cantante Bono, del grupo U2, o el actor Colin Farrell.
 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.