Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Rusia incrementa la presión sobre las ONGs

Audio 03:56
El presidente ruso Vladimir Putin.
El presidente ruso Vladimir Putin.

Una nueva ley votada por el presidente Putin instaura la posibilidad de prohibir sin decisión previa las organizaciones no gubernamentales consideradas "indeseables" por el Kremlin. Las ONGs de derechos humanos denuncian un intento para descredibilizarlas.

Anuncios

En menos de una semana, el poder ruso votó y promulgó un texto que permitirá prohibir sin decisión previa las actividades de las organizaciones no gubernamentales extranjeras consideradas una "amenaza para la seguridad" nacional. Además, la medida pena con hasta seis años de cárcel a los empleados de una ONG declarada non grata por Moscú. "Lo peligroso es que esta ley prevé sanciones contra rusos por involucrarse con una organizacion u otra. Pero esta legislación es muy poca clara porque no define precisamente este involucramiento. Por ejemplo si una ONG rusa publica en Facebook una declaración de una organizacion declarada 'indeseable', o simplemente si se habla con un representante de una de estas organizaciones, la persona podría ser castigada por esto", denunció Tanya Lokshina, representante de Human Rights Watch en Moscú.

El diputado que presentó el proyecto de ley argumentó que quería evitar que empresas extranjeras hicieran política, y dijo que la medida es necesaria en un contexto de sanciones occidentales contra Rusia. Javier Morales, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Europea de Madrid estima que la ley contra las ONGs es una medida de autodefensa del Kremlin, en un contexto del conflicto en Ucrania. "Aunque Rusia no esté técnicamente en guerra, su percepción es que la actitud de la OTAN, Estados Unidos y la Unión Europea es similar a la de la Guerra Fría", subraya el académico.

Paranoia

"Para Moscú, se trataría de fomentar un cambio político dentro de Rusia remplazando el régimen de Putin por otro más afín. Y (según) este punto de vista paranoico, heradado de la Guerra Fría, las ONGs extranjeras dentro del territorio ruso son un instrumento de esta política", dijo a RFI Javier Morales.

No es la primera vez que el gobierno de Vladimir Putin presiona a las ONGs en su territorio. Desde 2012, las organizaciones que reciben financiamiento del exterior deben declararse como agentes extranjeros.

Tanto la Unión Europea como Estados Unidos así como varias ONGs internacionales denunciaron la nueva regulación de las organizaciones no gubernamentales, considerándola una amenaza para la libertad de opinión.

Entrevistados: Javier Morales, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad Europea de Madrid, y Tanya Lokshina, representante de Human Rights Watch en Moscú.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.