Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Grecia: la Victoria del 'No'

Audio 04:30
Los partidarios del 'No' a los ajustes exigidos por los acreedores de Grecia celebraron su victoria en la plaza Syntagma, este domingo 5 de julio de 2015.
Los partidarios del 'No' a los ajustes exigidos por los acreedores de Grecia celebraron su victoria en la plaza Syntagma, este domingo 5 de julio de 2015. REUTERS/Dimitris Michalakis

Con la música de la película Zorba el Griego y bailando como aquel héroe cinematográfico que sabía ser feliz pese a las peripecias materiales de la vida, los atenienses se volcaron anoche por miles a la plaza Syntagma, frente al Parlamento, para celebrar la victoria, en el referendo, del 'No' a las reformas exigidas por los acreedores internacionales del país.

Anuncios

Un reportaje de nuestro enviado especial en Atenas, Alejo Schapire.

Entre los que festejaban en el centro de Atenas este domingo por la noche, se encontraba Marios, un griego exultante de 19 años, que se presentó como desempleado. Para él, la victoria del “No” en el referendo es sinónimo de esperanza: "Creo que las cosas van a cambiar, van a mejorar. Este es un mensaje a los europeos. No podemos vivir así, con 300 euros al mes." Después de cinco años de austeridad, "no podemos más", agregó al micrófono de RFI.

La victoria del No, no da ninguna pista de una salida de la crisis. Pero quienes apoyaron este rechazo a las reformas exigidas por los acreedores internacionales (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea) estiman que ha cambiado la relación de fuerzas y que el pueblo griego ha recuperado su dignidad.

"Esperábamos el triunfo del 'No', pero no con una victoria de más del 60 por ciento!", se alegraba Theodis, militante de la izquierda radical. "Esto quiere decir que el pueblo griego ya no retrocederá. Si nos vuelven a hacer la misma pregunta, obtendrán la misma respuesta. Europa nos puede dar la espalda, pero Grecia también puede darle la espalda a Europa", indicaba, aunque también reconocía las inquietudes de los griegos. "Por supuesto tenemos miedo de lo que pueda pasar, pero la indignación es más fuerte que el miedo."

En la Plaza Syntagma no había solo griegos este domingo. Varios europeos que estaban en Atenas se acercaron para festejar el triunfo del 'No'.

"Se acabó por fin la dictatura de Alemania y de Bruselas", dijo a RFI Alejandro, madrileño y estudiante de arquitectura. Para él, lo que ocurre en Grecia es una buena noticia para el sur de Europa: "estamos convencidos de que después de esto, las cosas van a cambiar mucho aunque no sea a corto plazo. La deuda griega es totalmente impagable, lo sabe todo el mundo, y en algún momento hay que cortar con ello. Hay que demostrarles a los acreedores que no la vamos a pagar y que la democracia se interpone entre ellos y su dinero."

En la misma sintonía, otra europea, Claire, una estudiante francesa de 22 años: "Grecia es el primer país que dice ¡basta! y podrían seguir España y espero que también Francia."

Mientras se prolongaban los festejos, el Gobierno griego, seguro de haber salido fortalecido de la prueba, tendía una mano a los socios europeos para negociar un acuerdo que Atenas considere justo y razonable. En la plaza Syntagma, la fiesta siguió hasta entrada la madrugada.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.