Saltar al contenido principal
GRECIA - UE

Cumbre europea de máximo riesgo sobre la crisis griega

El nuevo ministro de finanzas griego, Euclide Stakalotos, participará por primera vez como tal en la reunión del Eurogrupo este martes 7 de julio de 2015.
El nuevo ministro de finanzas griego, Euclide Stakalotos, participará por primera vez como tal en la reunión del Eurogrupo este martes 7 de julio de 2015. REUTERS/Alkis Konstantinidis

Los países de la zona euro se reúnen este martes en una cumbre extraordinaria en Bruselas, dos días después del aplastante 'No' de los griegos a los ajustes exigidos por los acreedores internacionales. Grecia, en situación de emergencia financiera, debe presentar nuevas propuestas.

Anuncios

Bruselas será este martes el centro de un maratón de negociaciones entre Grecia y sus socios europeos. Primero, los ministros de finanzas de la Eurozona, a partir de las 13 horas, hora de Bruselas, examinarán las nuevas propuestas prometidas por el gobierno griego de Alexis Tsipras. Luego será el turno de los jefes de Estado y de gobierno del bloque dar su respuesta al aplastante 'No' del pueblo griego este domingo en el referendo sobre las medidas de austeridad exigidas a Atenas por sus acreedores.

La víspera, la cancillera alemana Angela Merkel y el presidente francés François Hollande, reunidos en París, intentaron disimular sus diferencias sobre la crisis griega y presentar una posición común frente a Tsipras que llega reforzado a la reunión de hoy, después del apoyo de un 61% de los griegos.

Pero el bloque de 19 países de la zona euro está dividido. Por un lado, los partidarios de una línea dura con Atenas, e incluso, en algunos casos, de su salida de la unión monetaria, son Alemania y en general los países del norte y del este de Europa. Por otro lado, los países del sur de la región, liderados por Francia y por el presidente del ejecutivo europeo, Jean-Claude Juncker, defienden una postura más conciliadora.

“Una canciller de hierro”

"Francia hará todo lo necesario para que Grecia permanezca en la zona euro, pues es su lugar", dijo este martes el primer ministro francés, Manuel Valls, al unísono con el presidente de la Comisión europea, el luxemburgués Juncker, que señaló: "mi voluntad, mi deseo es evitar un Grexit".

En cambio, el diario conservador alemán Bild pedía este martes "una canciller de hierro". El lunes en París, Merkel había calificado la propuesta de los acreedores, rechazada por los griegos el domingo, de "generosa".

Uno de los puntos más sensibles será sin duda la posible restructuración de la deuda (180% del PIB) que reclama el gobierno de Tsipras pero que constituye una línea roja para Berlín.

Los bancos griegos, cerrados hasta el miércoles 

Grecia también llega al encuentro de este martes con un nuevo ministro de finanzas, Euclide Stakalotos, que los socios europeos esperan será menos "excesivo" que su predecesor Yanis Varoufakis. Stakalotos, de 55 años, era hasta el lunes viceministro de asuntos exteriores encargados de las cuestiones económicas de manera que ya conoce a sus ahora pares de la zona euro.

El lunes, Alexis Tsipras obtuvo el apoyo de los partidos de oposición griegos, con la excepción de los neonazis de Alba Dorada. En una declaración común, abogaron por un acuerdo que cubra las necesidades de financiación de Grecia, acompañado de reformas y esfuerzos presupuestarios "repartidos de forma justa".

Y es que Grecia necesita urgentemente un nuevo tramo de ayuda financiera. La prolongación del cierre de los bancos y del control de capitales en Grecia hasta el miércoles impide hasta ahora la bancarrota de los bancos griegos pero asfixia la economía. Y el Banco Central Europeo, que mantiene en vida a los bancos griegos con ayudas de emergencia ya endureció las condiciones de éstos préstamos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.