Saltar al contenido principal
GRECIA

Tsipras: "Asumo la responsabilidad de un acuerdo en el que no creo"

El primer ministro Alexis Tsipras conversó con periodistas de la televisión pública ERT en la víspera del debate en el Parlamento sobre el acuerdo firmado con los acreedores de Grecia.
El primer ministro Alexis Tsipras conversó con periodistas de la televisión pública ERT en la víspera del debate en el Parlamento sobre el acuerdo firmado con los acreedores de Grecia. REUTERS/Andrea Bonetti

El primer ministro heleno enfrenta la ardua tarea de conseguir apoyos en su partido Syriza y en el país a las medidas de austeridad exigidas por sus acreedores y que el Parlamento debe votar este martes en Atenas. No creo en este acuerdo, dijo Tsipras a la televisión pública griega, pero "lo firmé para evitar un desastre al país".

Anuncios

Alexis Tsipras optó por evitar a toda costa la salida de Grecia de la zona euro. Es lo que repitió este martes por la noche en una entrevista en la televisión pública. El jefe del ejecutivo griego reconoció que no cree en el acuerdo que Atenas firmó con sus acreedores internacionales por un tercer plan de ayuda financiera. "Pero lo firmé para evitar un desastre al país", agregó el primer ministro.

Con esta decisión, el primer ministro heleno respeta la voluntad de un 72% de los griegos que, según una encuesta publicada este martes, consideran este acuerdo "necesario" pero contradice sus promesas de campaña y decepciona sin duda a muchos de los que votaron por él hace seis meses.

"Asumo la responsabilidad de cualquier error que pudiera haber cometido, asumo la responsabilidad de un texto en el que no creo", dijo Tsipras quien descartó organizar nuevas elecciones y reiteró su voluntad de "no escapar a sus responsabilidades". "Cuando un barco enfrenta dificultades, lo peor para el capitán es abandonarlo", sostuvo.

Y es que, este miércoles, el Parlamento griego debe proceder a una votación crucial. Los 300 diputados de la Vouli deben pronunciarse esta noche sobre el acuerdo firmado con Bruselas. Un texto muy criticado por el ala más radical del partido de izquierda de Alexis Tsipras, Syriza, que lo considera como una traición a la voluntad popular expresada en las urnas el 5 de julio, cuando un 61% de los griegos dijo 'no' a las medidas de austeridad exigidas por los acreedores.

Profunda división en Syriza.

En un clima de incertidumbre y con los bancos todavía cerrados, Tsipras reunirá, antes de la sesión de votación, a su grupo parlamentario en el que existe una profunda división de opiniones, nos decía desde Atenas nuestra corresponsal Begoña Castiella: "en contra de estas reformas sobre pensiones e impuestos, se encuentran nada menos que la presidenta del Parlamento y varios ministros del gobierno." Según la prensa griega, entre 30 y 40 diputados Syriza podrían votar en contra del texto.

"Este acuerdo puede pasar con los votos de la oposición, pero no con los del pueblo", advirtió el ministro de Energía, Panagiotis Lafazanis, del ala 'dura' de Syriza. De hecho, los partidos de oposición Nueva Democracia (conservadores), Pasok (socialistas) y To Potami (centro izquierda) ya anunciaron su voto favorable.

¿Qué pasará en la Vouli? ¿Si muchos diputados de Syriza rechazan el texto, también dejarán su cargo, poniendo en riesgo la mayoría del gobierno? Son muchas las incógnitas pero, por lo menos, se esperan cambios en el gobierno "después de esta votación", como dijo este martes el propio Tsipras.

Primera huelga desde la llegada de Syriza al poder

Por otra parte, Grecia vive este miércoles su primer día de huelga desde el inicio del gobierno de Syriza. "El sindicato de los empleados estatales ha convocado a una huelga que ha tenido escasa repercusión y por la tarde se manifestarán los sindicatos comunistas contrarios a un nuevo rescate y a más recortes y reformas", contaba este martes la corresponsal de RFI en Atenas. "También están en huelga los farmacéuticos que protestan contra la eliminación de muchos de sus privilegios gremiales", agregó.

La Asamblea Nacional francesa también debe votar este miércoles el acuerdo entre Atenas y sus socios. En los próximos días, otros seis parlamentos de la zona euro harán lo mismo: Finlandia, Austria, Estonia, Letonia, Eslovaquia y Alemania donde el Bundestag debería incluso pronunicarse dos veces. Si hay pocas dudas de que Francia dará su luz verde al texto, en Alemania y Finlandia se espera un debate mucho más tumultuoso.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.