Saltar al contenido principal
Grecia

Aplazamiento del regreso de la troika a Atenas

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se dirige a una reunión con los líderes de los partidos políticos, Atenas, 24 de julio de 2015.
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se dirige a una reunión con los líderes de los partidos políticos, Atenas, 24 de julio de 2015. REUTERS/Alkis Konstantinidis

Este viernes, los miembros de la troika, representantes de los acreedores de Grecia, debían regresar a Atenas luego de una larga ausencia. No obstante, a última hora anularon el viaje por considerar que las condiciones de seguridad no eran óptimas. Se trataba de una primera visita de trabajo con miras a iniciar la supervisión de la implementación del nuevo plan de ayuda al país. En torno a la agenda del encuentro, las fuentes griegas se han mostrado ambiguas.

Anuncios

“Hay cuestiones de logística por resolver … Se consideran varias opciones”, declaró sobre el aplazamiento del encuentro un representante de la Comisión Europea. Los miembros de la delegación de los acreedores, detestados por gran parte de la población, exigieron medidas eficaces de protección antes de trasladarse a Atenas.
Si bien el gobierno griego ha asomado la posibilidad de que la reunión prevista tenga lugar este sábado 25 de julio, un portavoz de la Comisión Europea declaró que los negociadores de las “instituciones” irían a Atenas “en los próximos días”.

Además de los técnicos de la Unión Europea, del Banco Central Europeo y del Fondo Monetario Internacional, los jefes de misión de estas instituciones eran igualmente esperados en Atenas, lo que no había vuelto a suceder durante el último año. Las reuniones con los jefes de misión habían sido trasladadas a París con la intención de apaciguar el tono del debate.

Lo que está en juego en esta nueva etapa de las negociaciones es la finalización de aquí a agosto, a más tardar, del nuevo plan de “salvamento” de Grecia.

Francia por la recapitalización rápida de los bancos griegos

El gobernador del Banco de Francia y miembro del consejo central del Banco Central Europeo (BCE), Christian Noyer, se pronunció a favor de una inyección de capital de los bancos griegos “para estabilizar el sector”. Añadió que la primera parte “del nuevo plan de recapitalización integrado al acuerdo del 13 de julio” debe entregarse “inmediatamente después de la firma del plan de ayuda … esperada el 11 de agosto”.

De los más de 80 millardos de euros otorgados en calidad de préstamo a Grecia, 25 podrían destinarse a la recapitalización de los bancos griegos, cuyas necesidades fueron estimadas por el gobierno griego en aproximadamente 10 millardos.

A propósito de la redinamización de los bancos griegos, Noyer insistió en que resultaba urgente “estabilizar la economía y restaurar la confianza, para atraer nuevos depósitos”. El director del Banco de Francia expresó además su oposición a que se dedujera directamente una contribución de los depósitos de los clientes más importantes de los bancos porque actualmente son, en su mayoría, empresas pequeñas y medianas: “Eso significaría destruir el útil productivo del país”.

Para Christian Noyer, la definición de la situación en torno a este tema favorecería el regreso de la confianza y de “una gran parte de los noventa millardos de euros que han salido de Grecia desde 2010 y sacaría a los billetes escondidos debajo de los colchones”.

Si los bancos abrieron luego de tres semanas de cierre para proteger al sistema bancario de retiros masivos, las restricciones y los controles de capitales aún están vigentes.

El FMI se muestra reservado

La institución anunció que las discusiones sobre el nuevo plan de ayuda se perfilaban como “difíciles” y que requerían previamente un compromiso claro y concreto de los europeos para aligerar la deuda del país.

Gerry Rice, portavoz del FMI, explicó que el proceso se iniciaba apenas; añadió que la participación futura del Fondo en el salvamento de Grecia “dependería” de los resultados de las próximas discusiones sobre las reformas y la deuda. Por lo tanto, su aporte no es seguro.

Las modalidades de la nueva recapitalización de los bancos - la tercera desde 2010 – aún no han sido negociadas. De la misma manera, según Rice, “el calendario de la misión aún no se ha determinado”, ni las características de las discusiones.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.