Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

El movimiento antiislam PEGIDA cobra fuerza en Alemania

Audio 5:12
Manifestación masiva para el primer aniversario de PEGIDA, este 19 de octubre de 2015 en Dresde.
Manifestación masiva para el primer aniversario de PEGIDA, este 19 de octubre de 2015 en Dresde. REUTERS/Fabrizio Bensch

Hace un año, el movimiento populista antiislam Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (PEGIDA, por sus siglas en alemán) nació en Dresde, en el este de Alemania. Casi moribundo hace algunos meses, hoy está vivito y coleando, impulsado por el rechazo de una parte de la población hacia la llegada de miles de refugiados al país.

ANUNCIOS

El pasado 4 de septiembre de 2015, Angela Merkel abrió las fronteras alemanas para dejar pasar a miles de refugiados sirios e iraquíes. Si bien una gran parte de la población les dio la bienvenida con el ya famoso lema "Refugees Welcome", otra se sintió amenazada.

Es el caso de los adeptos del movimiento xenófobo y antiislam PEGIDA, movimiento de los Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente que nació hace exactamente un año en la ciudad de Dresde, en el este alemán.

Después de haber agonizado durante meses, debido a fracturas internas, la organización se ha visto beneficiada por la llegada de los refugiados. Luego de que Alemania anunciara que preveía acoger entre 800.000 y un millón de personas en 2015, PEGIDA reunió el 7 de septiembre a 5.000 personas en Dresde, y las semanas siguientes las cifras han ido en aumento.

Para el politólogo alemán Timo Lochocki, “los manifestantes tienen el sentimiento de que el país es subastado y los políticos no los escuchan, y además de que no tienen ninguna influencia en lo que sucede. Su descontento se dirige hacia los refugiados y hacia los responsables políticos que no los protegen”.

Nikolaus Werz, catedrático de Política de Gobierno Comparativa en la Universidad de Rostock, habla también de una distancia cada vez más grande entre el gobierno federal y la población: “La jefa del gobierno ha hecho una política internacionalmente tomada en cuenta, pero la ha comunicado muy poco con la población alemana. Aquí hay un desentendimiento entre parte de la población y el gobierno, y esto crea un malestar en la política”, explica.

Según Nikolaus Werz, el movimiento se asienta alrededor de Dresde por una razón histórica: “La antigua RDA era un país encerrado. El muro hacía imposible que extranjeros llegaran al país, entonces con el extranjero se juntan estereotipos y miedos”. Sin embargo, la situación ha mejorado mucho en la región, y ahora “la gente tiene miedo de que lo que ellos han adquirido se ponga en duda con la gente que llega a Alemania”.

Lo que era un movimiento regional está ahora por expandirse a otras zonas, sobre todo que de movimiento popular nacido en las redes sociales, PEGIDA quiere volverse un partido con representación política: “Creo que en los tres estados donde hay elecciones vamos a tener alguna representación de un partido de extrema derecha o incluso un partido neonazi”, sostiene Werz.

El movimiento ya presentó en junio pasado una candidata en Dresde y su líder Lutz Bachmann anunció su intención de fundar un partido. Inicialmente antisistema y compuesto por un núcleo de personas de extrema derecha y electores decepcionados con los partidos tradicionales, PEGIDA se ha radicalizado para convertirse en un movimiento de ultra derecha.

La clase política “los critica fuertemente pero esto puede tener efectos contraproducentes porque un argumento de la gente de PEGIDA es que se enfrentan a los partidos ‘carteles’, como dicen, y a ‘una prensa mentirosa’”, estima Werz.

Si bien la presencia de grupos de esta índole inquieta seriamente a las autoridades en alerta tras los ataques cometidos contra centros de refugiados, varios observadores piensan que PEGIDA seguirá siendo marginal.

Entrevistados: Timo Lochocki, politólogo alemán, y Nikolaus Werz, catedrático de Política de Gobierno Comparativa en la Universidad de Rostock.
 

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.