Saltar al contenido principal
Reino Unido/UE

Brexit: Cameron tiene cita con los británicos tras el acuerdo con los 27

El primer ministro británico David Cameron
El primer ministro británico David Cameron REUTERS/Yves Herman

El primer ministro británico, David Cameron, afrontaba este 20 de febrero el desafío de convencer a sus ministros y conciudadanos de votar 'sí' a la permanencia del país en la Unión Europea en un referéndum previsto el 23 de junio, tras las concesiones obtenidas el viernes en Bruselas. 

Anuncios

El Reino Unido no tendrá que financiar a los países de la Eurozona que atraviesen problemas; sus empresas no serán discriminadas por no usar el euro, tendrán nuevos poderes para deportar a delincuentes europeos que lleguen al país, y podrán limitar durante siete años algunas ayudas sociales a los inmigrantes.

Las anteriores son algunas de las ventajas que obtuvo el Reino Unido este viernes para impedir que el país saliera de la Unión Europea (brexit). Cameron tiene ahora las manos libres para volver a Londres y convocar el referéndum sobre la UE, en el que pedirá el voto a favor de seguir en el bloque.

La fecha de ese referendo sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea tendrá lugar el 23 de junio próximo, anunció Cameron este sábado. En una alocución ante el número 10 de Downing Street, Cameron dijo que la consulta es "una de las decisiones más importantes que este país afrontará en nuestra vida".

El dirigente hará campaña por el "sí" a la permanencia, y dijo que su país será "más fuerte, más seguro y más próspero en una UE reformada".

El viernes, Cameron había declarado en conferencia de prensa en Bruselas que el acuerdo "está a la altura de las promesas que hice al principio del proceso de renegociación. El Reino Unido estará permanentemente fuera de una unión más estrecha, y nunca formará parte de un super-Estado europeo”.

El primer ministro presentará el texto el sábado a su Gobierno en Londres y el lunes al Parlamento, antes de anunciar la fecha del referéndum.

Europeístas contra antieuropeos

La campaña que arrancará entonces promete abrir heridas en la política británica, porque dividirá al Gobierno de Cameron y a los partidos, entre europeístas y antieuropeos.

Los socios europeos de Londres también se felicitaron por el desenlace de esta cumbre. “Hoy, el Reino Unido tiene un lugar particular en Europa pero no se han vulnerado las reglas del mercado único”, dijo Hollande. Por su lado, Merkel lo calificó de “compromiso justo” y subrayó: “no creo que le hayamos dado mucho al Reino Unido".

¿Exagerando las dificultades? 

La oposición británica, desde los laboristas al UKIP, acusó a Cameron y sus socios de exagerar las dificultades para que el acuerdo sea más valorado por los británicos.

Así, por un lado, el primer ministro belga Charles Michel hablaba de "ahora o nunca". En cambio, la presidenta lituana, Dalia Grybaskaute, estimó que el acuerdo llegará "dependiendo de la cantidad de teatro que quieran hacer algunos países".
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.