Saltar al contenido principal

Gases lacrimógenos para dispersar a migrantes en Macedonia

Cerca de 300 migrantes intentaron forzar su entrada a Macedonia desde Grecia este lunes 29 de febrero.
Cerca de 300 migrantes intentaron forzar su entrada a Macedonia desde Grecia este lunes 29 de febrero. LOUISA GOULIAMAKI / AFP

Unos 300 refugiados iraquíes y sirios, muchos de ellos niños, fueron rechazados por la policía macedonia con gases lacrimógenos cuando intentaban entrar en Macedonia desde Grecia. Más de 7.000 migrantes llevan días bloqueados en la zona fronteriza.

Anuncios

 La situación es muy tensa en el puesto fronterizo griego de Idomeni, donde más de 7.000 migrantes y refugiados estaban bloqueados este lunes a raíz de las restricciones impuestas por Macedonia y otros países de la ruta de los Balcanes, que están filtrando fuertemente el tránsito de migrantes por sus territorios.

Unos 300 migrantes, entre ellos mujeres y niños, desbordaron en la mañana el cordón de la policía griega, penetraron en la vía férrea y rompieron parte de la valla alambrada entre Macedonia y Grecia gritando "¡Abran las fronteras!". Algunos de los migrantes lanzaron piedras contra la barrera, y la policía macedonia respondió disparando gases lacrimógenos para impedir la entrada de los migrantes, constató un periodista de la AFP en el lugar. Los migrantes tuvieron que recular, y los niños, aquejados de problemas respiratorios por los gases lacrimógenos, requirieron atención médica, según la ONG Médicos del Mundo.

El domingo, Macedonia no dejó entrar casi a ningún migrante, pero este lunes al amanecer permitió el paso a 300 iraquíes y sirios. Un sirio de Alepo, Abdaljalil, de 22 años, dijo a la AFP estar desesperado. "Nadie nos explica por qué no podemos cruzar. La cosa es muy difícil aquí, no hay sitio ni comida (...) y tampoco puedo volver a Alepo", cuenta.

Varios países de la Unión Europea, como Austria, Croacia y Eslovenia, y después, Macedonia y Serbia decidieron la semana pasada limitar el número de migrantes autorizados a entrar en sus territorios. Grecia protestó entonces por la medida y llamó a consultas a su embajadora en Viena. Grecia advirtió que el número de migrantes bloqueados en su territorio podría triplicarse en marzo, hasta alcanzar unas 70.000 personas.

La canciller alemana, Angela Merkel, calificó el domingo la decisión de Austria de "lamentable" y de "unilateral", puesto que fue tomada antes de una reunión ministerial europea el pasado jueves en Bruselas. "Si Austria no hubiera tomado esta decisión, podríamos haber esperado a nuestra cumbre regular del 18 de marzo", afirmó durante una emisión de televisión en la cadena pública ARD.

Con AFP.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.