Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Gran Bretaña, el sueño de los migrantes en Calais

Audio 05:39
En 'la jungla' de Calais, los migrantes sueñan con cruzar a Inglaterra.
En 'la jungla' de Calais, los migrantes sueñan con cruzar a Inglaterra. Pascal Rossignol/Reuters

El presidente francés François Hollande y el primer ministro británico David Cameron se reunieron este miércoles en el norte de Francia para discutir del espinoso tema de los migrantes de Calais.

Anuncios

Ibrahim, de Afganistán, y Ahmed, de Sudán, llevan meses en el precario campo de refugiados de Calais que han llamado “la jungla”. Tras un largo periplo, lo único que quieren es llegar a Inglaterra.

Calais es un puerto estratégico que lleva por ferry o por el Canal de la Mancha hasta Gran Bretaña. Pero Ibrahim cuenta que lleva meses en “la jungla”, sin lograr cruzar a Inglaterra. En su mayoría, los migrantes no quieren quedarse en Francia, y muchas veces ya tienen familiares del otro lado.

Las autoridades francesas están desalojando la zona sur en donde viven unas 1.000 personas. En el resto del campamento viven hasta 8.000, bloqueadas en condiciones infrahumanas entre Europa y el Reino Unido. Francia propone distribuir a las primeras 1.000 personas en centros de acogida repartidos en todo el territorio francés, además de expulsar a los migrantes ilegales.

Ahmed, de Afganistán, cuenta su desesperación: “No sé adónde ir, no me siento en seguridad en ‘la jungla’. Además, cuando la gente pide asilo aquí en Francia, más del 50% de las solicitudes son rechazadas”.

Es la realidad de miles de refugiados provenientes de Medio Oriente y de África que ya estaban en Calais antes de la reciente crisis migratoria, y de todos los que han llegado en estos últimos meses a raíz del conflicto en Siria.

El Reino Unido ejerce una gran atracción, aunque sea más bien un tema de percepción subjetiva ya que la situación -excepto en el empleo, cuyas cifras son más halagadoras en Gran Bretaña- es más o menos comparable en cuanto al alojamiento, las ayudas financieras, la salud y la educación.

“Otro factor es la percepción de la integración. Los migrantes sienten que la integración en Inglaterra es un poco más avanzada que en otros países”, explica David Cantor, director de la Iniciativa de Derecho de Refugiados en la Escuela de Estudios Avanzados, Universidad de Londres.

Para frenar el deseo de cruzar la Mancha, el presidente francés François Hollande y el primer ministro británico David Cameron se reunieron este jueves en el norte de Francia. París quiere que los menores que viajen solos puedan reunirse con su familia en Inglaterra, que no forma parte del espacio Schengen, para descongestionar Calais. Londres se reúsa y argumenta que es ilegal.

Entonces, se ha decidido desbloquear 80 millones de euros para mejorar la seguridad en los alrededores del puerto de Calais. La misma política desde la firma del acuerdo de Touquet del 2003. Mientras tanto, la prioridad para los migrantes de Calais es encontrar un nuevo lugar donde vivir, y no renunciar, de ninguna manera, al sueño de Inglaterra.

Entrevistado: David Cantor, director de la Iniciativa de Derecho de Refugiados en la Escuela de Estudios Avanzados, Universidad de Londres.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.