Saltar al contenido principal
Terrorismo

Capturado en Bruselas Salah Abdeslam, el fugitivo de los atentados de París

Policía belga durante la operación policial en Molenbeek, Bruselas 18 de marzo de 2016.
Policía belga durante la operación policial en Molenbeek, Bruselas 18 de marzo de 2016. REUTERS/Francois Lenoir TPX IMAGES OF THE DAY

Salah Abdeslam, sospechoso clave de los atentados del 13 de noviembre de París que se saldaron con 130 muertos fue capturado este viernes tras cuatro meses de fuga en una operación en el barrio bruselense de Molenbeek. "Esta es una victoria importante en la batalla por la democracia y contra esta abominable forma de extremismo", dijo François Hollande que justamente se encontraba en Bruselas para una cumbre europea.

Anuncios

"Mientras no hayamos detenido a todos los que cometieron estos terribles ataques nuestro combate no habrá terminado", dijo  François Hollande, que había abandonado poco antes una cumbre europea en Bruselas para seguir junto al primer ministro belga Charles Michel el fin de las operaciones policiales

Salah Abdeslam, de 26 años, es sospechoso de haber desempeñado un papel clave a nivel logístico en los atentados yihadistas de noviembre en París, que conmocionaron a Europa. La policía lo detuvo este viernes a media tarde en la comuna de Molenbeek en Bruselas, donde creció y donde llevaba una vida dedicada a la pequeña delincuencia antes de dar el salto al yihadismo. En total, cinco personas fueron arrestadas en el operativo.

Salah Abdeslam sería el último sobreviviente de este comando de diez yihadistas que atacaron en París la sala de espectáculos Bataclan, restaurantes, bares y el Estadio de Francia. Al día siguiente de los atentados abandonó París con la ayuda de cómplices. La autoridades perdieron su rastro hace cuatro meses en Bruselas.

Ficha policial de búsqueda y captura de Salah Abdeslam.
Ficha policial de búsqueda y captura de Salah Abdeslam. (Reuters)

Su captura ha sido posible gracias al registro el martes pasado de un piso en otro barrio bruselense, en Forest. Allí la policía belga encontró huellas dactilares de Salah Abdeslam, uno de los sospechosos de los ataques terroristas de París en noviembre pasado. Las autoridades creen que el fugitivo habría usado el piso como guarida luego de los ataques en la capital francesa.

Fue el azar el que condujo a las fuerzas especiales de la policía belga a este departamento. La policía belga, acompañada de un efectivo de la policía francesa, llegó al departamento de la comuna de Forest, en Bruselas, con el fin de realizar un allanamiento de rutina. Allí fueron recibidos por tres hombres que abrieron fuego premunidos, presumiblemente de kalashnikov. La policía mató a uno de los sospechosos –Mohamed Belkaïd, un argelino de 35 años- mientras otros dos se dieron a la fuga. Belkaïd, según la televisión belga, se habría encargado de la logística de los ataques del 13 de noviembre.

El análisis detenido de ese departamento el que ahora comienza a dar frutos. Allí la policía encontró huellas de Salah Abdeslam, sospechoso de los atentados en París. Las autoridades creen que el terrorista habría usado el piso como guarida luego de estos ataques.

Según la prensa belga Abdeslam se habría escondido en otro departamento situado en la comuna de Schaerbeek, Bruselas, durante unas tres semanas. Trazos de su ADN fueron encontrados allí, sin que se pudiera determinar si corresponden a una fecha anterior o posterior a los ataques de París. (con AFP)

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.