Saltar al contenido principal
Brexit

El salto al vacío de la Unión Europea tras el ‘out’ británico

Los ultraderechistas Marine Le Pen y Geert Wilders, en una foto en Bruselas de 2014.
Los ultraderechistas Marine Le Pen y Geert Wilders, en una foto en Bruselas de 2014. AFP PHOTO/ JOHN THYS

Los euroescépticos celebran los resultados del Brexit. La ultraderecha francesa, italiana y holandesa pide referendos en sus países para salir de la Unión Europea. Para Marine le Pen, líder del Frente Nacional francés, el Brexit supone “la victoria de la libertad”. Los líderes europeístas temen un efecto dominó.

Anuncios

La eurodiputada Marine Le Pen, presidenta del FN, lleva años pidiendo al gobierno francés la salida de Francia de la Unión Europea y este viernes se apoderó el ‘out’ británico al bloque para exigir la convocatoria de un referendo. A través de las redes sociales, la populista aseguró que ha llegado la hora de preguntarle a los franceses.

También su número dos, Florian Philippot pidió más soberanía para los estados europeos. Los franceses “quieren otra cosa, quieren la soberanía de los pueblos, la libertad de acciones, la libertad de los Estados, lo que funcionó en el pasado, funcionará en el futuro”, dijo en los medios locales.

En Holanda, el líder de la ultra derecha Geert Wilders se expresó en términos parecidos. Felicitó al líder del partido anti europeo británico, Ukip, la cara más visible de la campaña por el ‘Out’, Nigel Farage. “Hurra por los británicos. Ahora nos toca a nosotros, es momento para el referendo holandés” dijo.

En Italia, el secretario general de la Lega Nord y también eurodiputado Matteo Salvini agradeció a los británicos su “coraje”. “Corazón, cabeza y orgullo se imponen a las amenazas. Gracias Reino Unido, ahora nos toca a nosotros”.

La salida de la Unión Europea del Reino Unido abre la puerta a un sinfín de escenarios inciertos para los 28 países que la integran. Los analistas aseguran que si bien estamos lejos de la desintegración, sí estamos ante una “pérdida de pertinencia”.

La euforia de los euroescépticos contrasta con la preocupación de Bruselas. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, declaró al periódico alemán Bild: “Temo que un Brexit pueda marcar no sólo el comienzo de la destrucción de la UE sino también el de la civilización occidental".

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se mostró menos apocalíptico y no consideró que la Unión esté "en peligro de muerte", pero reconoció al menos que habrá que tomar nota de las lecciones del referendo británico.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.