Saltar al contenido principal

Escocia quiere esquivar el Brexit

Nicola Sturgeon,el pasado 6 de mayo en Edimburgo
Nicola Sturgeon,el pasado 6 de mayo en Edimburgo Andy Buchanan / AFP

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, reafirma en Bruselas su determinación a permanecer en la UE. Los expertos se dividen en cuanto a las posibilidades del bloqueo del Brexit por parte de Edimnburgo. El 62% de los escoceses votó por la permanencia el pasado jueves.

Anuncios

Bloqueo escocés al Brexit

Con su habitual determinación, la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha acudido este miércoles a Bruselas para reafirmar su determinación de quedarse en la Unión Europea. Una cualidad, la determinación, que reconocen "hasta sus más grandes adversarios políticos" en el Reino Unido, según subraya Andrea Oelsner, profesora de estudios latinoamericanos en la Universidad de Aberdeen en Escocia en declaraciones a RFI. Según Oelsner, Sturgeon es "una de las pocas líderes británicas que parece tener una estrategia clara y definida". Un liderazgo que destaca en tiempos en los que llueven las críticas al dimisionario David Cameron y a las posiciones ambigüas del líder laborista Jeremy Corbyn, muy cuestionado en sus filas.

La posición europeísta escocesa es nítida y la líder nacionalista ha amenazado con torpedear el Brexit desde Edimburgo, amparada en un hecho incontestable: el 62% de los escoceses votó por la permanencia y tan sólo el 38% se pronunció por la salida (en proporción radicalmente inversa al 48%-52% en el total de Reino Unido). Sturgeon se ha propuesto defender "el abrumador respaldo" a la permanencia en la UE con todas sus consecuencias, incluida la posibilidad de convocar un segundo referéndum de independencia. El argumento tiene peso: muchos de los que votaron a favor de permanecer junto a sus vecinos del sur en la anterior consulta escocesa, lo hicieron esencialmente por permanecer en la UE. Ahora el sentimiento es de engaño. Les han arrebatado la principal razón de sus anhelos de pertenencia a Reino Unido.

Escocia en la UE

En los últimos días, varias voces han especulado con la posibilidad de que Escocia e incluso Gibraltar el Úlster puedan "heredar" el estatuto de pleno socio de Reino Unido como una posible solución, de forma que no habría una interrupción de la membresía. Sin embargo, hoy por hoy, esa posibilidad no es factible. El profesor Fernando Val Garijo, experto en derecho internacional y la UE de la Universidad a Distancia en España, UNED, nos remarca que "lo que es imposible es que Escocia sin ser un estado, pueda ser un estado miembro. Escocia como parte del Reino Unido no puede ser estado miembro. Como mucho la cuestión del bloqueo del Brexit puede acabar en una transición a un estado independiente y a partir de ahí, solicitar su condición de miembro".

A corto plazo, sin embargo, la opción más viable es una moción parlamentaria que niegue el "consentimiento legal" de la salida de Escocia de la UE. La líder independentista se ampara en el informe redactado por la Cámara de los Lores -'El proceso de retirada de la UE'- que estipula que el Acta de Escocia de 1998 reconoce al Parlamento regional escocés la potestad de votar medidas que afectan "a la retirada de las leyes de la Unión Europea" sobre su territorio. Dicho informe reconoce que Irlanda del Norte tiene el mismo derecho. El intento de un parlamento regional de vetar la salida de la UE podría dar en última instancia pie a un conflicto constitucional: el Parlamento de Westminster podría alterar el Acta de Escocia para eliminar esa potestad, aun a riesgo de incendiar los ánimos de los nacionalistas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.