Saltar al contenido principal
Unión Europea

Renzi, Merkel y Hollande buscan reactivar Europa

François Hollande, Angela Merkel y Matteo Renzi (de izquierda a derecha) en la Mini cumbre europea, Ventone, Italia, 22 de agosto 2016
François Hollande, Angela Merkel y Matteo Renzi (de izquierda a derecha) en la Mini cumbre europea, Ventone, Italia, 22 de agosto 2016 reuters

Los dirigentes de las tres principales economías de la zona euro se reúnen hoy en Italia para discutir de las iniciativas que pudieran relanzar la decaida UE, afectada por el Brexit (la salida de la Gran Bretaña), la morosidad económica y los problemas de terrorismo.

Anuncios

El presidente del Consejo italiano, Matteo Renzi,  escogió con cuidado el lugar para recibir a sus contrapartes: la isla de Ventotene, cuna del "Manifiesto de Ventotene", redactado en 1941 por el comunista Altiero Spinelli, un texto precursor del federalismo europeo.  De allí se han trasladado a portaaviones "Garibaldi" para una cena de trabajo.  Y no es que Renzi o el presidente francés o la canciller alemana tengan simpatía alguna por los comunistas. No. Sucede que la crisis europea es muy profunda y sus dirigentes requieren más que nunca de símbolos que vuelvan a hacer creer en lo alguna vez fue un proyecto que levantaba ánimo y hacia soñar a millones de personas. Esos son tiempos pasados.

La cita italiana fue organizada antes de la cumbre europea extraordinaria prevista el 16 de septiembre próximo, en Bratislava, Eslovaquia, convocada tras los resultados del referendum británico del pasado mes de junio que se saldo con la victoria del Brexit, la salida de la Gran Bretaña de la UE. Las consecuencias del voto británico han simbrado la estructura misma de la UE, que ahora duda sobre su capacidad de concretar un nuevo proyecto unificador.

Los dirigentes de Italia y Francia, Matteo Renzi y François Hollande, respectivamente, proponen una mayor integración europea que tenga como ejes la seguridad y la defensa, y piden una mayor flexibilidad en materia presupuestaria en el renglón económico. Por su parte la canciller alemana es partidaria de una línea rigorista en el plano económico, aunque en el pasado ha cedido terreno, por ejemplo en el tema de la creación del Sistema Unico de Supervisión de Bancos.

Renzi, Merkel y Hollande se vieron en Berlín el pasado mes de junio, tras el referendum británico. La cita de Italia tiene los ojos puestos en el "futuro de la UE", pues se trata de redinamizar al primer bloque económico del mundo, herido -- aún no paralizado-- por inumerables divergencias. El nuevo eje Roma, Berlín, París va a centrar sus discusiones en torno a tres propuestas: la seguridad interna y externa, -incluida la creación de una guardia fronteriza- y el tema de los migrantes; relanzar la economía euorpea y buscar una mayor cohesión, y la atención para la juventud que, como nunca antes, muestra su falta de confianza en sus dirigentes políticos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.