Saltar al contenido principal
Francia

Benoît Hamon, candidato presidencial de los socialistas

Benoit Hamon, vencedor de la elección primaria socialista saluda a sus seguidores al final de su discurso de victoria el 29 de enero 2017.
Benoit Hamon, vencedor de la elección primaria socialista saluda a sus seguidores al final de su discurso de victoria el 29 de enero 2017. REUTERS/Christian Hartmann

Benoit Hamon gana por amplio margen las "elecciones primarias ciudadanas". Más de 15 puntos le separan del ex Primer ministro socialista, Manuel Valls. Su desafío inmediato, reunir la mayoría de la izquierda, aparece como tarea imposible.

Anuncios

"Capaz de crear y conducir un futuro mejor"

Por una vez los pronósticos no se equivocaron. Benoit Hamon, ganador en la primera vuelta de "las primarias ciudadanas" celebradas el pasado 22 de enero, refrendó con creces su victoria. Hamon obtuvo más del 58% de los votos contra poco más de 41% que recogió Manuel Valls, en la segunda vuelta realizada este domingo 29 de enero. La participación de los simpatizantes socialistas registró una notable alza de más de 20% entre la segunda y la primera vuelta.

En su primer discurso Benoit Hamon dijo esperar que las divergencias que le separan de su contrincante, aunque son reales, "no serán irreductibles cuando se tratará de enfrentar nuestros adversarios". Acorde con ese discurso de unidad y del desafío que le espera, el que fue vocero del Partido Socialista entre 2008 y 2012, afirmó que su primer tarea será unir a la izquierda y los ecologistas. "A partir de este lunes propondré a todos los que se reconocen en la izquierda y la ecología política, en particular Jean Luc Melanchon (candidato de la llamada "Francia insumisa, el pueblo soberano"), y a Yannick Jadot (candidato ecologista), construir juntos una mayoría gubernamental coherente y durable por el progreso social, ecológico y democrático".

Benoit Hamon no hizo referencia directa alguna a su principal contrincante en ese campo: Emmanuel Macron, el ex ministro de Economía francés entre 2014 y 2016, ex banquero del banco Rothschild y sobre todo, candidato favorito de la izquierda segun las encuestas de opinión. Pero es evidente que estaba en su mente cuando dijo querer "comenzar a unir a los socialistas, todos los socialistas, porque es mi familia política". Macron, candidato del movimiento "En marcha!", es acreditado por las encuestas de 20% de los votos.

Político casi desconocido para una buena parte de los franceses pese a que fue ministro de Educación, Hamon dijo ser conciente de la responsabilidad que le han dado los electores socialistas. En un intento por resumir lo que representa su proyecto afirmó "frente a una derecha de privilegios, conservadora y una extrema derecha destructora, nuestro país tiene necesidad de la izquierda, de una izquierda moderna, innovante, orientada hacia el futuro y que piensa el mundo como es y no como fue. Capaz de crear y conducir un futuro mejor".

Manuel Valls, una derrota anunciada

Manuel Valls, candidato perdedor de estas elecciones primarias, nunca fue capaz de presentarse como una verdadera alternativa. Su protagonismo como Primer ministro en el peores momentos de la presidencia de François Hollande que está por terminar, generaron desde el primer momento un gran rechazo entre los electores identificados con la izquierda gubernamental. Pese a que hace unos días había dejado planear la idea que no apoyaría a su rival en caso de derrota, en su discurso de este domingo afirmó que "Hamon es ahora el candidato de nuestra familia política", aunque, en una crítica apenas velada al programa electoral del ganador, dijo "la exigencia de la verdad es condición de la conquista del poder". Está por verse sirealmente Valls apoya a Benoit Hamon o simplemente decide eclipsarse.

Valls viene a sumarse a la lista de políticos franceses que recientemente intentaron reciclarse o escalar al cargo de presidente, pero fracasaron. Nicolás Sarkozy (presidente francés entre 2007 y 2012), Alain Juppé (fracasado candidato a la presidencia dpor la derecha), le precedieron en esa situación.

La campaña presidencial comienza ahora

Luego de las elecciones primarias de este domingo la verdadera campaña presidencial está por comenzar. Y se anuncia sinuosa y violenta. El gran desafío de Hamon es convertirse rápidamente en el centro de gravedad de la política francesa, un espacio que le disputan Marinne le Pen, la dirigente de la formación de extrema derecha Frente Nacional; Emmanuel Macron; François Fillon, candidato de la derecha, empantanado por el escándalo que involucra a su mujer en el cobro de 500,000 euros en sueldos como "asistenta parlamentaria", que podría resultar un empleo ficticio, o Jean-Luc Melanchon a quien las encuestas dan cerca de 10% de las preferencias de voto.

Cada uno de esos candidatos tiene una propuesta incompatible con las principales proposiciones de Benoit Hamon. Por ejemplo, "el ingreso universal", su propuesta principal que tiene como objetivo otorgar a cada francés un ingreso de 750 euros mensuales, independientemente de su nivel de ingresos. No hay fecha para que pueda funcionar. Reducir el tiempo de trabajo paulatinamente y a través de varios dispositivos hasta que se ubique en 32 horas por semana o 4 días de trabajo. O bien la igualdad salarial entre hombres y mujeres.

Por ahora todas las encuestas excluyen la presencia del candidato socialista en la segunda vuelta electoral que se realizaría en mayo próximo. El camino es largo

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.