Saltar al contenido principal

Salman Abedi, el yihadista detrás del ataque de Manchester

Policías armados patrulla frente a la Catedral St Paul en Londres, el 24/05/17
Policías armados patrulla frente a la Catedral St Paul en Londres, el 24/05/17 REUTERS/Neil Hall

El joven detrás del atentado suicida había nacido en la ciudad donde perpetró el ataque. Hijo de inmigrantes libios, había estado recientemente en el país de sus padres y en Siria. Las autoridades tratan de establecer si contó con cómplices.

Anuncios

Se llamaba Salman Abedi y había nacido en Manchester, la ciudad donde el pasado lunes llevó a cabo un atentado suicida, dejando 22 muertos y 59 heridos entre el joven público que asistía a un concierto de la cantante pop Ariana Grande.

Abedi procedía de una familia de refugiados libios que había encontrado asilo en Londres tras huir del régimen de Muammar Gadafi.

Después de vivir 10 años en los suburbios de la capital británica, la familia se mudó a Manchester.

Abedi cursó estudios de Administración de Empresas en la Universidad de Salford, en las afueras de Manchester, pero abandonó la carrera dos años después de empezarla.

“La radicalización de Abedi fue muy rápida. En pocas semanas empezó a dejarse crecer la barba y cambiar su aspecto”, informa Daniel Postico, corresponsal de RFI que visitó Followfiel, el barrio residencial y tranquilo del sur de Manchester donde vivía Abedi.

“A quinientos metros está la escuela Whalley Range, donde estudiaban las dos hermanas que en el año 2015 marcharon a Siria para casarse con yihadistas”, agrega Postico.

Salman era el tercer hermano de una familia de cuatro hijos. Uno de estos hermanos fue detenido el martes por la policía británica, que trata de establecer si formaba parte de un grupo.

Los dos hermanos frecuentaban la mezquita local de Didsbury, una iglesia convertida en templo musulmán.

Por otro lado, el padre era una figura importante de la comunidad libia de Manchester, pero actualmente estaría en Trípoli, indica The Guardian.

"Probablemente" contó con cómplices, afirmó este miércoles la ministra de Interior británica, Amber Rudd.

El atentado del lunes por la noche, reivindicado por el grupo Estado Islámico, fue "más complejo que los que hemos visto antes, y parece probable, posible, que no actuara solo", dijo Rudd a la radio BBC.

Entretanto, tres nuevos sospechosos fueron detenidos en Mánchester en conexión con el atentado, indicó la policía este miércoles.

Del Salman Abedi, Rudd confirmó que los servicios de inteligencia se habían interesado por él, pero expresó su total confianza en el trabajo de las fuerzas de seguridad.

"Era alguien que los servicios de inteligencia conocían y estoy segura de que cuando esta investigación concluya sabremos más", dijo Rudd BBC Radio, expresando su "total confianza" en los servicios de seguridad.

"Los servicios de seguridad conocen a mucha gente, eso no significa que esperemos que detengan a todo el mundo que conocen", puntualizó.

Según la prensa británica había estado en Libia y Siria antes de volver al Reino Unido y cometer los atentados, un extremo no confirmado por las autoridades.

Por otro lado, Rudd expresó su "irritación" por la filtración de información sobre el atentado por parte de otros gobiernos, en respuesta a la difusión del nombre del principal sospechoso por una fuente anónima de Washington.

"Es irritante si sale de otras fuentes, y he sido muy clara con nuestros amigos que no debería volver a ocurrir", añadió.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.