Saltar al contenido principal
VENEZUELA / Reacciones Internacionales

La UE preocupada "por el destino de la democracia en Venezuela"

Según el poder electoral venezolano, ocho millones de personas votaron para elegir la Asamblea Constituyente pero la oposición denuncia irregularidades.
Según el poder electoral venezolano, ocho millones de personas votaron para elegir la Asamblea Constituyente pero la oposición denuncia irregularidades. Reuters/Carlos Garcia Rawlins

Un día después de la elección de una controvertida Asamblea Constituyente en Venezuela, la Unión europea manifestó "serias dudas" sobre "si el resultado de las elecciones puede ser reconocido". Una decena de países, entre ellos España, México, Colombia, Argentina y Estados Unidos, anunciaron que no reconocerán los resultados de la votación.

Anuncios

"La Comisión tiene serias dudas acerca de si el resultado de las elecciones puede ser reconocido", declaró la portavoz del ejecutivo de la Unión europea, Mina Andreeva, este lunes tras la realización de los comicios para conformar una Asamblea Constituyente en Venezuela.

Según el oficialismo venezolano, ocho millones de personas sufragaron este domingo pero la oposición, que no participó en la contienda por considerarla "fraudulenta", denuncia irregularidades y contesta esta participación basándose en videos y fotos de colegios electoralaes vacíos. Por otra parte, el doble sistema de voto, por región y por grupo social, permitía a los electores votar dos veces y la presencia de observadores internacionales no fue autorizada.

México, Colombia, Panamá, Argentina, Costa Rica, Perú, Paraguay, España y los Estados Unidos anunciaron por su parte que no reconocerán los resultados de dicha votación por Nicolás Maduro.

"La elección fraudulenta de Maduro es otro paso hacia la dictadura. No aceptaremos un gobierno ilegítimo", escribió en las redes sociales Nikki Haley, embajadora estadounidense ante la ONU. México lamentó que el gobierno de Venezuela haya organizado comicios contrarios a los principios democráticos. Argentina simplemente calificó la votación de "ilegal" en un tuit de la cancillería, mientras Costa Rica hacía un llamado a todos los estados y organismos internacionales a desconocer la consulta venezolana.

Un visión compartida por el gobierno paraguayo, por Colombia y por Panamá que ya habían anunciado su intención. La asamblea, a cargo de redactar una nueva Constitución, "no representa la voluntad mayoritaria de los venezolanos" y "no es la solución a los graves problemas de confrontación política y crisis humanitaria que asolan al país", indicó, en un comunicado, el ministerio español de Relaciones Exteriores. España, además de no reconocer la votación, acudirá a sus socios europeos para buscar medidas adicionales. Pero sin duda, si de medidas concretas se trata, las más directas podrían venir desde Washington.

¿Sanciones petroleras?

Estados Unidos "condenó" la elección "viciada" y anunció que continuará "adoptando medidas enérgicas y expeditivas contra los artífices del autoritarismo en Venezuela", en un comunicado del Departamento de Estado. Aunque Washington no especificó en qué consistirían esas medidas, los analistas no descartan que puedan afectar la industria petrolera, de la cual depende Venezuela para obtener prácticamente todas sus divisas.

Venezuela atraviesa por una severa crisis económica, con una prolongada escasez de medicamentos y alimentos, y un cuadro macroeconómico para este año de una inflación que podría llegar a 720% y una caída del PIB de 12%, según el FMI. Estados Unidos es el principal comprador de crudo venezolano. Sin embargo, eventuales sanciones petroleras afectarían más directamente a la población venezolana que al gobierno chavista, estiman algunos, y alimentaría la retórica anti imperialista del oficialimo.

La semana pasada, Estados Unidos sancionó a 13 funcionarios y militares cercanos a Maduro, entre ellos a Tibisay Lucena, presidenta del poder electoral, acusados de quebrar la democracia, violar derechos humanos o por corrupción.

Con AFP.-

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.