Saltar al contenido principal

Puigdemont deja Cataluña y se va a Bruselas

Un retrato del destituido presidente catalán Carles Puigdemont en el interior del Palacio de la Generalitat, en Barcelona, España, el 30 de octubre de 2017.
Un retrato del destituido presidente catalán Carles Puigdemont en el interior del Palacio de la Generalitat, en Barcelona, España, el 30 de octubre de 2017. REUTERS/Yves Herman

Luego de la declaración de la independencia de Cataluña, el destituido presidente catalán, Carles Puigdemont, dejó atrás su feudo para irse a Bruselas dónde contactó a un abogado. El ex líder catalán enfrenta una querella del gobierno español por rebelión y sedición.

Anuncios

¿Dónde está Puigdemont? era la pregunta en boca de todos al referirse a Carles Puigdemont, el destituido presidente de Cataluña

El gobierno español acababa de tomar las riendas de Cataluña, que gozaba hasta ahora de una amplia autonomía, luego de que el parlamento catalán declarara la independencia el pasado 27 de octubre.

En un ambiente de gran incertidumbre, todos esperaban ver si Puigdemont se resistiría a abandonar el cargo.

Durante horas, decenas de periodistas aguardaron su llegada a la sede del gobierno regional en Barcelona. Pero no apareció.

"Está en Bruselas", afirmó una fuente gubernamental española. El diario catalán El Periódico dijo que había ido con algunos de sus consejeros (ministros regionales) a pedir asilo político.

El abogado belga Paul Bekaert, experto en temas de asilo, que en el pasado defendió a presuntos miembros de la organización armada vasca ETA, confirmó que había estado en contacto con Puigdemont, pero no que vaya a solicitar asilo.

El domingo, un ministro belga, separatista flamenco, insinuó que el país podría ofrecer asilo al gobierno independentista catalán, aunque el primer ministro Charles Michel lo desmintió después.

Marta Pascal, portavoz de su partido PDeCAT, recordó que durante la dictadura de Francisco Franco (1939-1975) Cataluña tuvo líderes en el exilio que "seguían siendo presidente del gobierno catalán".

"Entendemos que Bruselas es un ámbito en el que se puede hacer mucho trabajo, por lo tanto hay una parte del gobierno que está haciendo ese trabajo", dijo a la televisión pública catalana TV3 Oriol Junqueras, el vicepresidente catalán, que no fue a Bélgica.

Desde el partido de extrema izquierda independentista catalán CUP reclamaron explicaciones. "El país necesita saber qué hoja de ruta tiene el gobierno (catalán, ndlr), por qué está en Bruselas", dijo su diputada Mireia Boya.

La noticia sobre el viaje de Puigdemont a Bruselas saltaba minutos después de que el fiscal general del Estado español anunciara una querella contra él y su gobierno por varios delitos -entre ellos "rebelión" y "sedición"- penados con hasta 30 años de cárcel.

Se les acusa de provocar "una crisis institucional que culminó con la declaración unilateral de independencia realizada con total desprecio a nuestra Constitución", dijo el fiscal general José Manuel Maza.

Con AFP.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.