Saltar al contenido principal

Derecha y extrema derecha llegan a un acuerdo para gobernar

El líder del partido de extrema derecjha FPÖ, Heinz-Christian Strache (izquierda), y el del conservador ÖVP, Sebastian Kurz, anunciando el acuerdo, Viena, 15 de diciembre.
El líder del partido de extrema derecjha FPÖ, Heinz-Christian Strache (izquierda), y el del conservador ÖVP, Sebastian Kurz, anunciando el acuerdo, Viena, 15 de diciembre. REUTERS/Leonhard Foeger

El conservador Sebastian Kurz y el Partido de la libertad de Austria (FPO) anunciaron un acuerdo de coalición que abrirá las puertas de la cancillería al joven cristianodemócrata y que supone el retorno de la extrema derecha al gobierno austriaco.

ANUNCIOS

“Hemos llegado a un acuerdo de gobierno para los próximos cinco años" anunció Kurz, junto al jefe del FPO, Heinz-Christian Strache, tras una última jornada de negociaciones.

"Los electores nos han dado el mandato claro de tener en cuenta sus preocupaciones, sobre todo en materia de seguridad" añadió Strache.

La investidura del nuevo gobierno por parte del presidente de la República está prevista el lunes, tras ratificación oficial del pacto de coalición por parte de los dos partidos el sábado.

Vencedor de las elecciones legislativas del 15 de octubre, Kurz abrió nueve días más tarde conversaciones exclusivas con Heinz-Christian Strache.

El éxito de estas negociaciones estaba previsto desde hacía tiempo. Jefe de la diplomacia austriaca desde 2013, Kurz se enorgullece de ser uno de los principales artesanos del cierre a los migrantes de la ruta de los Balcanes en 2016, y durante la campaña electoral se fue acercando a las temáticas del FPO, en particular en la cuestión de la migración.

En 2000, la entrada del FPO en el gobierno austriaco provocó sanciones europeas, una posibilidad que ahora parece lejana, en un contexto de ascenso de los partidos populistas y antiinmigrantes, mientras que Strache, de 48 años, ha ido por su parte puliendo la imagen de su formación.

En las elecciones del 15 de octubre, los conservadores lograron el 31,5% de los votos, los socialdemócratas el 26,9% y el FPO el 26%.

Esta alianza representa la culminación de un año espectacular para la extrema derecha en Europa, que ha logrado avanzar en Holanda, Francia y Alemania, aunque en ninguno de esos tres casos ha podido llegar al poder.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.