Saltar al contenido principal

La investigación del atentado en Francia confirma que fue un acto premeditado

Homenaje a Arnaud Beltrame, el oficial muerto durante el ataque terrorista a un supermercado de Trèbes, en el sudeste de Francia.
Homenaje a Arnaud Beltrame, el oficial muerto durante el ataque terrorista a un supermercado de Trèbes, en el sudeste de Francia. (Foto:Reuters)

La investigación sobre los ataques en Trèbes, sureste de Francia, continúan este domingo tras la tragedia provocada por Radouane Lakdim, con cientos de policías tratando de trazar la trayectoria del terrorista mientras dos de sus más cercanos permanecen detenidos.

Anuncios

El registro en la casa de Lakdim permitió hallar notas, en lo que podría entenderse como un testamento, donde se hacía alusión al Estado Islámico. Además, las autoridades encontraron su armamento en el supermercado: un cuchillo de caza, una pistola y tres dispositivos explosivos rudimentarios, lo que confirma la hipótesis de los investigadores de que se trataba de un acto premeditado.

Los investigadores intentan comprender las motivaciones de Lakdim así como si pudo haber tenido cómplices. Su pareja, una mujer de 18 años, y un hombre de 17 años, amigo del secuestrador, siguen detenidos y los interrogatorios pueden prolongarse hasta durante 96 horas al tratarse de una investigación por terrorismo.

Nacido el 11 de abril de 1992 en Marruecos y nacionalizado francés en 2004, Radouane Lakdim había sido objeto de múltiples investigaciones desde 2014, cuando se le incluyó en los llamados “ficheros S”, por radicalización islamista. Sin embargo, fue imposible probar que este conocido de las autoridades por delitos de bajo alcance tuviera la intención de ejecutar una acción armada, como explicó el ministro del Interior Gérard Collomb el pasado viernes.

El fiscal de la República, François Molins, señaló además que el hombre había vuelto a ser seguido por los servicios de inteligencia en 2016 y 2017 sin que “ningún signo hiciera presagiar que iba a pasar a la acción”. Tampoco había viajado a Siria aunque en 2014 se detectó un deseo de acudir al país en guerra donde el Estado Islámico se había asentado.

Homenaje nacional al heroico oficial muerto en el ataque

El viernes 23 de marzo, pasadas las diez de la mañana hora local, Lakdim robó un vehículo atacando al conductor y al copiloto, que murió a consecuencia de las heridas. Después, disparó sobre un grupo de policías del cuerpo de antidisturbios, en Carcassone, cuando se encontraban realizando ejercicio fuera de servicio. Por último, el joven terrorista se dirigió al supermercado de Trèbes donde fue abatido por las fuerzas del orden durante una toma de rehenes que acabó con la vida de otras tres personas: un empleado de la tienda, un cliente y el oficial Arnaud Beltrame.

El teniente coronel Beltrame, de 45 años y que preveía casarse el próximo mes de junio, se ofreció a cambiarse por una de las rehenes. Durante el ataque resultó gravemente herido y murió la noche del pasado viernes al sábado. El presidente francés, Emmanuel Macron, elogió la "valentía" del "oficial superior de la gendarmería y ha anunciado que se le rendirá un homenaje nacional.

“Nunca Francia olvidará su heroísmo, su valentía y su sacrificio”, declaró el ministro del Interior en su cuenta de Twitter.

Misa en Trèbes

Este domingo, la pequeña ciudad de Trèbes se recogía en una misa en memoria de las cuatro víctimas mortales de asesino, donde los vecinos pedían el fin de la violencia.

También en este día, varias personas acudieron de forma espontánea a la sede de los gendarmes del departamento, donde muchos depositaron flores como gesto de homenaje a Beltrame.

Con AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.