Saltar al contenido principal
REVISTA DE PRENSA

La reseña de la prensa francesa del 28 de marzo de 2018

El teniente-coronel de gendarmería Arnaud Beltrame, 45 años
El teniente-coronel de gendarmería Arnaud Beltrame, 45 años AFP

Anuncios

Hoy tiene lugar el homenaje nacional que le rinde el presidente Macron en Les Invalides al gendarme Arnaud Beltrame, una de las cuatro personas asesinadas por un terrorista el viernes pasado al sur de Francia.

Ese policía hizo un acto de heroísmo al sustituirse por una rehén.

Le Figaro escribe que Beltrame, que “se convirtió al catolicismo a los 33 años”, era un hombre “profundamente católico". El mismo diario agrega que también había decidido conservar su pertenencia a una logia masónica, una doble pertenencia que es, en principio, contradictoria.

Algunos medios han sugerido que la fe católica del gendarme explica el gesto heroico. En cambio Libération pone el énfasis en “el coraje y el deber propios de la gendarmería, valores que son los de la fuerza republicana”.

Por eso el homenaje nacional al gendarme, Libération lo resalta en primera página escribiendo “Comunión republicana".

La Croix, el diario católico, afirma que “nadie sabrá qué papel desempeñó la fe cristiana en el acto de heroísmo del gendarme Beltrame, pero su gesto es un testimonio extraordinario de un hombre que estaba dispuesto a dar su vida para combatir la muerte”.

Más allá de la polémica, Le Figaro constata que “el terrorismo y la barbarie vuelven a la memoria de los franceses”.

No solo por los ataques en los que murió Beltrame sino también por un asesinato antisemita, en París, de una anciana de 85 años, sobreviviente de las persecuciones nazis a los judíos, Mireille Knoll", escribe Le Figaro.

“Estupor general”, titula Libération. “Mireille Knoll, víctima de prejuicios antisemitas”, escribe Le Figaro.

En la lucha contra el antisemitismo, para Le Figaro “impera un odio antijudío desde hace mucho tiempo en algunos establecimientos escolares, mezquitas y barrios. Ciertos intelectuales y responsables políticos de izquierda, al defenderlos, se han convertido en cómplices culpables".

L’Humanité apunta, sin embargo, que la izquierda condenó sin rodeos el crimen de Knoll. Y cita, entre otros, justamente a Mélenchon, que lo calificó de “crimen abominable”.

Las críticas, en realidad, se focalizan en el presidente, acusado de no hacer lo suficiente en la lucha contra el terrorismo islamista. "El auge del islamismo, punto ciego de Macron", titula Le Monde. El vespertino menciona las críticas de la oposición.

"Ausencia de acción y discurso vacío", acusa la derecha. "Ceguera desastrosa", agrega la extrema derecha. El vespertino admite que el mandatario en este frente está “en retirada y se muestra muy discreto sobre el aspecto religioso del fenómeno, así como sobre el puesto que debe ocupar el Islam en Francia y sus lazos con la República".

La otra noticia que destacan los diarios franceses son las medidas de represalia "espectaculares" y "sin precedentes" de Estados Unidos, Canadá y una quincena de países de la Unión Europea".

Así califica Le Monde la expulsión de 116 diplomáticos rusos por parte de los gobiernos de esos países. Esta crisis diplomática fue desatada por el envenenamiento de un exespia ruso y su hija con un gas neurotóxico.

"Con estas expulsiones simbólicas, Occidente advierte a Moscú que ha cruzado la línea roja”. ¿La razón? “Haber utilizado un arma química en territorio europeo por primera vez desde la segunda guerra mundial".

"Los occidentales cierran filas frente a Moscú", titula el vespertino. “Nueva guerra fría con los rusos. Occidente se ha convencido poco a poco que hay que reaccionar”, escribe por su lado Le Figaro.

Por último, una historia sobre el peligro que corrían mujeres latinoamericanas que viajaban solas a París.

Fue desmantelada una banda de atracadores que actuaba en el aeropuerto Charles de Gaulle de París y que se había especializado en robar mujeres procedentes, sobre todo, de Honduras y Nicaragua, informa Le Figaro.

Seis miembros de la banda, entre 24 y 41 años, fueron detenidos. Las autoridades estiman que una treintena de latinoamericanas, tal vez más, fueron atracadas desde junio del año pasado.

Los atracos comenzaron tal vez mucho antes. Pero las mujeres no denunciaban los hechos porque llegaban a París con visa de turista para viajar a España e instalarse ilegalmente en ese país.

Fue finalmente el gerente de un hotel que dio la alerta. La manera de operar de la banda era siempre la misma: una vez que las mujeres llegaban al aeropuerto, al terminal 2E de Roissy, uno de los delincuentes, hablando español, se hacía pasar por empleado de un hotel y las hacía subir al auto.

El conductor se encargaba de cerrar las puertas con seguro y asustarlas con gritos para que entregaran el dinero. Las sumas oscilaban entre 500 y mil euros.

Tras varios meses de investigaciones, los investigadores lograron identificar a los delincuentes gracias a testimonios y a las imágenes de las cámaras de seguridad del aeropuerto.

Los sospechosos podrían ser condenados por extorsión en banda organizada a 20 años de cárcel y 150.000 euros de multa.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.