Saltar al contenido principal
Armenia

Armenia: detienen al principal opositor y se agrava la crisis política

La polícia armenia dispersa a manifestantes contra el nombramiento como primer ministro de Serge Sarkissia, en Ereván, el 22 de abril de 2018.
La polícia armenia dispersa a manifestantes contra el nombramiento como primer ministro de Serge Sarkissia, en Ereván, el 22 de abril de 2018. REUTERS/Vahram Baghdasaryan/Photolure

La crisis política que sacude a Armenia desde hace unos diez días se agravó este domingo con la detención del jefe de los contestatarios, Nikol Pachinian, tras el fracaso de su encuentro con el primer ministro Serge Sarkissia, en tanto las manifestaciones continúan en medio de choques frecuentes con la policía.

Anuncios

El diputado y líder de la oposición Nikol Pachinian, así como otros dos diputados opositores "han sido arrestados en momentos en que cometían actos peligrosos para la sociedad", anució la Fiscalía general armenia en un comunicado.

La misma acusó a estos opositores de "haber violado de manera reiterada y grosera la ley sobre manifestaciones, organizando desfiles y mítines ilegales, y llamando a bloquear las rutas y paralizar el funcionamiento de los establecimientos públicos".

La policía armenia había indicado más temprano en la jornada haber "evacuado por la fuerza" a Nikol Pachinian, figura de proa de la contestación, de una nueva manifestación de la oposición, organizada en la capital Ereván y dispersada por las fuerzas del orden.

Pachinian había participado poco antes de un encuentro televisado con Serge Sarkissian en un hotel de la capital armenia, que se interrumpió rápidamente luego de un fuerte entredicho entre ambos.

"Vine a hablar de su dimisión", lanzó Nikol Pachinian a su interlocutor ante las cámaras.

'Chantaje'

"No es un diálogo, es chantaje", le respondió el primer ministro. "Sólo puedo aconsejarle que regrese a un marco legal, sino será el responsable" de lo que pueda pasar, agregó.

El intercambio continuó. "No entiende la situación en Armenia, el poder está ahora en las manos del pueblo", declaró Pachinian.

A lo que Sarkissian replicó que "un partido que registró menos de 8% en las elecciones (legislativas) no puede hablar en nombre del pueblo", y luego abandonó la sala.

Nikol Pachinian, de 42 años, es un experiodista y opositor de hace mucho que estuvo brevemente en prisión tras participar en movimientos de protesta contra Serge Sarkissian en 2008 que dejaron entonces 10 muertos.

Pachinian llamó a manifestar y los últimos diez días se registraron protestas en Ereván. El sábado varias decenas de miles de personas se congregaron en la plaza de la República, en el centro de la capital.

Los manifestantes acusan a Serge Sarkissian, que acaba de culminar su segundo mandato presidencial, de aferrarse al poder al hacerse elegir primer ministro por los diputados.

La Constitución prohíbe al presidente efectuar más de dos mandatos. Pero Sarkissian hizo votar en 2015 una reforma controvertida para arrogar lo esencial del poder en el primer ministro.

El sábado parecía esbozarse una salida de crisis cuando el nuevo presidente armenio, Armen Sarkissian, sin parentesco con Serge, se reunión con Panichian.

Al terminar la tarde el presidente armenio, escoltado por sus guardaespaldas, fue hasta la plaza de la República en donde decenas de miles de manifestantes protestaban contra el primer ministro.

Nikol Pachinian afirmó luego ante los manifestantes que había aceptado negociar con las autoridades.

Los manifestantes reprochan a Serge Sarkissian sus maniobras para permanecer en el poder luego de más de una década en el cargo de presidente. También critican a este exmilitar de 63 años de no haber disminuido la pobreza ni la corrupción.

La manifestación más importante fue el martes cuando unas 40.000 personas protestaron en Ereván. Esta fue la manifestación más importante de los últimos años en este pequeño país del Cáucaso.

Con AFP.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.