Saltar al contenido principal

Dos muertos y un herido grave tras un ataque con arma blanca cerca de París

Polícia francesa en Trappes, cerca de París, después de un ataque con arma blanca el 23 de agosto de 2018.
Polícia francesa en Trappes, cerca de París, después de un ataque con arma blanca el 23 de agosto de 2018. REUTERS/Philippe Wojazer

Las víctimas eran la madre y la hermana del asaltante, neutralizado por las fuerzas del orden francesas. Según el ministro del Interior francés el perfil del atacante corresponde más al de un "desequilibrado mental" que al de un terrorista.

Anuncios

Alrededor de las 10 de la mañana de este jueves, un individuo armado con un cuchillo atacó a tres personas en la localidad de Trappes, a unos 30 kilómetros de la capital francesa, causando la muerte de dos de ellas e hiriendo gravemente a una tercera. El atacante también murió, tras ser neutralizado por las fuerzas del orden francesas.

Minutos después, el ataque fue reivindicado por el grupo Estado Islámico en la agencia de propaganda de la organización terrorista Amaq. La organización afirmó que "el soldado de Trappes había cometido el ataque tras llamadas dirigidas a los ciudadanos de los países de la coalición internacional anti-Estado Islámico". Amaq se refería al mensaje enviado ayer miércoles por el jefe del grupo Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, en el que instaba a sus seguidores a seguir llevando a cabo nuevos ataques con cuchillos, bombas, o automóviles.

Sin embargo,la pista terrorista fue perdiendo fuerza a lo largo de la mañana, sobre todo después de que fuentes cercanas a la agencia de prensa AFP afirmaran que las víctimas eran la madre y la hermana del asaltante. La fiscalía antiterrorista francesa no fue solicitada para llevar a cabo la investigación.

El ministro del Interior francés, Gérard Collomb, se desplazó al lugar de los hechos y afirmó que "el perfil del asaltante corresponde más bien al de un desequilibrado mental que al de alguien comprometido con alguna organización terrorista".

El atacante de 36 años e identificado como Kamel Salhi, figuraba como sospechoso en una ficha S de los servicios de inteligencia franceses por apología del terrorismo, según informó una fuente policial a la cadena de televisión francesa Franceinfo. La policía también había alertado que Kamel Salhi tenía problemas psiquiátricos importantes.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.