Saltar al contenido principal

Países europeos víctimas de una estafa fiscal por 55.000 millones de euros

Entre 2001 y 2017, varios países europeos fueron víctimas de un robo por un monto estimado en 55.000 millones de dólares a través de una ingeniería financiera montada en los mercados.
Entre 2001 y 2017, varios países europeos fueron víctimas de un robo por un monto estimado en 55.000 millones de dólares a través de una ingeniería financiera montada en los mercados. AFP

El diario francés Le Monde publica este jueves junto a 18 medios europeos una investigación que pone en evidencia un sofisticado sistema de optimización fiscal y fraude organizado por bancos y operadores bursátiles para robar a países como Alemania, Francia o Bélgica.

ANUNCIOS

Entre 2001 y 2017, varios países europeos fueron víctimas de un robo por un monto estimado en 55.000 millones de dólares a través de una ingeniería financiera montada en los mercados, indica este jueves Le Monde en una investigación bautizada “CumEx Files”, publicada por el vespertino francés y otros 18 medios europeos.

El fraude fue ideado por un abogado alemán llamado Hanno Berger, ex funcionario del fisco. El sistema consistía en comprar y revender acciones alrededor del día en que se liquidan los dividendos a una velocidad tal que a la administración fiscal le costaba identificar al verdadero propietario de los títulos.

La manipulación, que requería un acuerdo entre varios inversores, permitía solicitar varias veces el reembolso del mismo impuesto sobre el dividendo, perjudicando al fisco.

Hasta ahora se conocía una estimación de las sumas robadas al fisco alemán: 5.300 millones según Berlín, hasta 30.000 millones de euros, según la prensa germana.

Ahora la investigación de los 19 medios europeos lleva esta cifra a 55.200 millones de euros.

El escándalo empezó a ser descubierto por la pericia de una joven funcionaria del fisco alemán que, desde su gris y pequeña oficina, se mostró intrigada por una carta fechada en New Jersey a nombre de un fondo de pensión. Incapaz de clasificar la misiva por la cantidad inusual de dinero que pedía en concepto de reembolso de impuestos, inició una investigación que desembocó en el mayor escándalo fiscal de la historia de Alemania.

En cuanto a los demás países perjudicados, se estima que el fraude costó “al menos 17.000 millones de euros” a Francia, 4.500 millones a Italia, 1.700 millones a Dinamarca y 201 millones de euros a Bélgica.

Entretanto, algunos responsables del fraude se fugaron a Suiza o Dubái, pero otros como como Hanno Berger y el exbanquero Paul Mora han sido imputados. Se esperan los primeros juicios para 2019.

En cuanto a la funcionaria que destapó el dispositivo del fraude, prefiere permanecer en el anonimato. “No soy una heroína. Sólo hice mi trabajo”, dijo al diario Le Monde.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.